Traducimos documentos notariales

Hoy hablaremos de la traducción jurada de documentos notariales. Existe infinidad de documentos que firmados y certificados en una notaría. A la hora de que las empresas hagan tratos internacionales, a menudo hace falta una traducción jurada de los mismos.

¿Qué es un documento notarial?

Antes de nada, habría que especificar qué es exactamente un documento notarial. Pues bien, se trata de un documento entregado ante notario. Esto le otorga máxima seguridad jurídica y los jueces y la sociedad en general atribuyen credibilidad absoluta a los hechos o declaraciones que constan en una escritura pública.

Con seguridad jurídica nos referimos a que pueden contar con garantías de autenticidad y no precisan de ningún tipo de comprobación o contraste. Por último, otra característica curiosa sobre este documento es que solo se proporcionan copias. El original se queda en el despacho del notario.

Firmar. Imagen de Pixabay

Firmar. Imagen de Pixabay

¿Hay diferentes tipos de documento notarial?

Sí, de hecho hay bastantes. Sin embargo, todos ellos se engloban en dos grandes grupos: en el de escritura pública o en el de acta notarial.

Una escritura pública es un documento en el que se recogen negocios jurídicos que, por regla general, implican un movimiento de patrimonio. Los siguientes son ejemplos de escritura pública:

  • Testamento
  • Compraventa
  • Constitución de sociedades mercantiles
  • Declaración de herederos abintestato
  • Capitulaciones matrimoniales
  • Préstamo hipotecario

Un acta notarial, en cambio, es un documento que constata hechos o manifestaciones de las partes interesadas. Por ejemplo, quien ha hecho algo lo afirma y comparece ante la otra parte en la fecha y lugar. Por ejemplo:

  • Poder
  • Acta
  • Póliza
  • Protesto

Traducción jurada de documentos notariales

Ya habéis visto que hay una gran cantidad de documentos notariales. Estos no solo se firman entre partes del mismo país, sino que cada vez más se hacen acuerdos entre empresas extranjeras o entre personas que residen en países diferentes. En alguno, o cualquier otro de estos casos, se necesitará una traducción jurada del documento si se necesita que sea válido en los dos países. ¡Llega nuestro momento como traductores jurados!

Es verdad que habrá que documentarse bien sobre el tipo de documento, porque puede que no sea necesario realizar su traducción jurada. O, por el contrario, que hasta necesite ser legalizado.

En algún caso, hasta hemos contado cómo prepararlos para que sean totalmente válidos en más de un país, como ocurre con los poderes de representación para Rusia y España.

Si necesitas una traducción jurada, en Júramelo te podemos ayudar. Pulsando aquí puedes calcular el precio y el plazo para tu traducción jurada:

Nosotros te ayudamos. Imagen de Pixabay

Nosotros te ayudamos. Imagen de Pixabay

Consulta el precio de la traducción de tu documento notarial

Fuentes:

 

Seguimos traduciendo… Hoy: certificado de penales

Pese a que, a primera vista, el término «certificado de penales» suene casi a cárcel, es un documento muy necesario para optar a ciertos puestos de trabajo o, incluso, para poder trabajar en el extranjero. Ahí entramos nosotros. Cada vez es más normal «irse a trabajar fuera» y, aunque solo sea por una temporada, necesitas presentar, junto a tu certificado de penales, su traducción jurada. ¡Atentos, que puede que lo necesitéis!

Alexas fotos. Pixabay.

Alexas fotos. Pixabay.

Certificado de [antecedentes] penales

Este certificado es un documento que acredita la situación de los antecedentes penales de una persona. Acreditar la carencia de antecedentes penales es un requisito imprescindible para muchos trabajos, tanto en España como en otros países. En la siguiente lista encontraréis algunos:

  • Abogados
  • Administradores de Lotería y Casas de Apuestas
  • Agencias encargadas de las adopciones internacionales
  • Auditores
  • Banco de España
  • Bomberos
  • Conductores de taxi
  • Conductores de vehículos de transporte de pasajeros y mercancías
  • Controlador de acceso para actividades recreativas
  • Empleados de Bingo
  • Empleados de casino
  • Funcionarios de prisiones
  • Funcionarios Públicos
  • Jueces
  • Miembros directivos de entidades financieras
  • Notarios
  • Personal de las Cortes Generales
  • Personal del ejército
  • Trabajadores en las áreas de seguridad especial del aeropuerto
  • Personas con contratos con la Administración Pública
  • Policías
  • Seguridad Privada
  • Titular de licencia de comercio de tabaco
  • Veterinarios
Trabajo. Imagen de -Instantes- Kris en Flickr

Trabajo. Imagen de -Instantes- Kris en Flickr

Anteriormente, también era necesario que lo presentaran los maestros y propietarios de entidades educativas privadas, pero la normativa ha cambiado. Ahora, en cambio, es necesario solicitar el Certificado de Delitos de Naturaleza Sexual.

Como decíamos al principio, no solo es necesario para estos puestos de trabajo, sino también para poder trabajar en el extranjero. Además, aquellas personas extranjeras que quieran solicitar el permiso de residencia para España, o incluso la nacionalidad española, necesitan presentar el certificado de penales equivalente de su país de origen.

Modelo del certificado de penales

Modelo del certificado de penales

Personas que lo pueden solicitar

Un poco para reafirmar lo que ya os hemos contado, lo puede solicitar cualquier persona física o jurídica (esta última a través de sus representantes). Si quien lo necesita es un ciudadano de la Unión Europea pero no español, deberá solicitar el certificado de penales en su país de origen.

La traducción jurada del certificado de penales

Al igual que en el caso de otros certificados, si queremos que el de penales sea válido en el extranjero (o en España, en el caso de que esté en un idioma distinto al español), hace falta traducirlo. Asimismo, es muy importante que la Apostilla de la Haya lo legalice.

Desde la Unión Europea ya se están llevando a cabo mejoras para agilizar este tipo de trámites y, probablemente, hayáis oído hablar sobre los certificados plurilingües. Sin embargo, este tipo de certificados aún no abarcan los penales, de momento. Así que hay que optar por la traducción jurada.

Traducción jurada sin complicaciones

Traducción jurada sin complicaciones

En Júramelo ponemos a vuestra disposición casi 700 traductores jurados, certificados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, para realizar vuestra traducción de penales. Además, desde nuestra página web, puedes consultar sin compromiso el precio y el plazo de la traducción gracias a nuestra calculadora. De este modo, intentaremos que todo sea un poco más fácil.

Aquí os dejamos un enlace:

Traducción jurada del certificado de penales

Fuentes:

 

¿Qué ventajas te ofrece Júramelo?

Muchos de los que estáis leyendo este artículo seguro que ya nos conocíais antes, bien sea porque ya habéis trabajado con nosotros anteriormente, porque un amigo nos ha recomendado y os ha contado lo bien que funcionamos o simplemente porque has puesto en el buscador «Traducción jurada» o similares y Júramelo ha aparecido entre los primeros resultados.

Traducción jurada al momento

En Júramelo.es tu traducción jurada sin complicaciones

Ventajas de nuestro servicio

Déjanos explicarte por qué no debes irte o ─lo que es lo mismo─ qué ganas con utilizar los servicios de Júramelo:

  • Tiempo. Como se suele decir: «el tiempo es oro». Nuestra plataforma online te permite consultar a través de nuestra calculadora el precio de la traducción del documento que necesitas en cuestión de segundos, y encargarla al instante.
  • Precio a medida. En Júramelo.es creemos que el cliente debe poder elegir qué servicio necesita, por eso ofrecemos la opción de «mejor precio» y «mejor plazo», para que si no necesitas tu traducción urgentemente puedas conseguir un mejor precio o, por el contrario, si necesitas tu traducción cuanto antes, puedas tenerla sin más demora.
  • Te la llevamos a casa. Y en solo 48 horas. Una vez que encargues tu traducción te garantizamos que la tendrás en casa firmada y sellada en un plazo de 48 horas.
  • Presupuestos. Si ya has intentado consultar alguna vez el presupuesto de un documento, habrás comprobado que en la parte superior de la pantalla te aparece una «cuenta atrás». Por si no lo sabías, este reloj significa que el precio que te aparece en ese momento en pantalla lo puedes guardar y recuperarlo más tarde si no puedes encargar en ese momento tu traducción. Cuando vuelvas, si recuperas el presupuesto antes de que se acabe el plazo indicado por el reloj, te darás cuenta de que el presupuesto era el mismo que cuando lo consultaste antes. Genial, ¿verdad? Puedes seguir con tu vida con la tranquilidad de que cuando vayas a encargar tu traducción la vas a encontrar al mismo precio. Eso sí, que no llegue a cero el contador.
  • Calidad en el servicio y atención al cliente. Los testimonios de nuestros clientes lo confirman, y es que Júramelo no solo ofrece un servicio rápido, económico y sencillo de utilizar, sino que si te queda alguna duda sobre cómo funciona el proceso de jurar una traducción, si no sabes si necesitas jurar o no un documento… lo que sea, puedes pasarte por nuestro blog, en el que escribimos sobre este tipo de temas o bien, si no encuentras ahí la información que necesitas, puedes llamar a nuestra oficina al (+34) 91 179 64 92 de lunes a viernes, de 9:00 a 15:00h, y te atenderemos encantados.
  • Si no queda satisfecho, le devolvemos su dinero. Suena a telemárketing, ¿verdad? Pero es la realidad. En Júramelo queremos que el cliente quede plenamente satisfecho. Por ello le garantizamos la devolución de su dinero si no está conforme con nuestros servicios.

¿No te termina de convencer? Pues déjanos decirte que la valoración de nuestros clientes es de 5 sobre 5 en nuestro perfil de Facebook, de modo que no es que lo digamos nosotros, sino que nuestros clientes lo confirman.

Y lo dicho, esperamos poder trabajar contigo en un futuro cercano. Así que lo pienses más y visita nuestra calculadora para solicitar tu presupuesto al instante y sin compromiso:

Calcular mi presupuesto

Atte.
El equipo de Júramelo 

Truco: fotos de los documentos para encargar una traducción jurada

¿Vale una foto de un documento para traducirlo y jurarlo? ¿Y para obtener un presupuesto de traducción jurada? Actualizamos este artículo para ahorrar tiempo y esfuerzo.

se puede utilizar una fotografía, puesto que se trata de una imagen, como las imágenes de escáner. Lo importante es que se trate de fotos bien hechas. Tanto si se hacen con un buen aparato como con la cámara de un teléfono móvil, los puntos clave son que tengáis buena luz y que las esquinas de la foto coincidan, ni más ni menos, con las del documento.

Os desarrollamos todos los elementos, para que lo hagáis perfecto:

  • Posición del objetivo de la cámaraEl objetivo de la cámara o del móvil no debe estar inclinado con respecto al papel, sino enforcarlo directamente. Normalmente esto significa que la línea imaginaria desde el objetivo hacia el papel debe ser perpendicular al papel y a la cámara.
  • Encuadre del documento: Los márgenes de la foto deben coincidir al máximo con los límites del documento, en la medida de lo posible, pero sin ocultarlo, para que no aparezca una mesa, el suelo o donde quiera que se haga la foto y tampoco se pierda contenido del documento. Por descontado, el documento debe estar plano, no doblado ni arrugado. Puedes ayudarte colocándole un cristal encima o libros en los extremos.

Ángulo y amplitud de foto para documento

  • Calidad: La cámara con la que se realice la fotografía debe contar con 2 megapíxeles por lo menos. Esto hoy en día es facilísimo.
  • Nitidez: La imagen no debe quedar borrosa, sino enfocada. La mayoría de los objetivos pequeños de los móviles enfocan casi todo lo que aparece en la foto, así que no debe suponer ningún problema. En el caso de cámaras, compactas o réflex, debería bastar con el enfoque automático.
  • Iluminación: La mayor parte de lo anterior depende también de la iluminación. Lo ideal es la luz solar, como la que entra por la ventana, sean rayos del sol directos o luz indirecta. Si utilizáis luz artificial, buscad la más homogénea (tamizada) y potente que tengáis.

En artículos anteriores ya hablamos de los formatos en los que se puede enviar un documento, así que os animamos a que lo consultéis.

Si el texto de estas imágenes es legible, sin duda se puede preparar un presupuesto para la traducción del documento. En el caso de que no cuenten con la resolución necesaria, os solicitaríamos los documentos escaneados. Por supuesto, os pediremos que los escaneéis en condiciones, por el bien de vuestra traducción.

Traducción jurada de actas de defunción

Últimamente, hemos empezado a escribir sobre los documentos que más se suelen traducir. Después de la partida de nacimiento y el certificado de matrimonio, llega el turno del acta de defunción. Hoy hablamos de las características de este documento y, por la parte que nos toca, de las características y de la utilidad de su traducción jurada. La traducción jurada de este tipo de documentos está muy demandada.

Imagen de Angelo Giordano en Pixabay

Imagen de Angelo Giordano en Pixabay

¿Qué es un acta de defunción?

Se trata de un documento oficial cuya función es certificar el fallecimiento de una persona y lo extiende el Registro Civil. Los datos que aparecen en él son la fecha y la hora en la que ocurrió el fallecimiento.

Atardecer. Imagen de Pixabay.

Atardecer. Imagen de Pixabay.

¿Para qué sirve?

Por regla general, se suele usar para gestionar la preparación del entierro y funeral y otras cuestiones legales, como la pensión o herencias. En concreto, lo más común es que se utilice para llevar a cabo las siguientes acciones:

  • Reclamo de herencias
  • Cobro de seguros de vida o de pensiones
  • Trámite de documentos oficiales
  • Arreglo de bienes no heredados
  • Reclamo de contratos bancarios, cuentas de ahorro e inversiones y liquidaciones de deudas pendientes
Modelo acta de defunción.

Modelo acta de defunción.

¿Cuántos tipos de actas de defunción hay?

Al igual que en el caso de los certificados de nacimiento y matrimonio, las actas tienen diferentes modalidades, la de  «extracto» y la «literal». Lo más común es solicitar el extracto. Los tipos de extracto son las actas ordinarias (castellano), bilingües (en castellano y en la segunda lengua oficial de la Comunidad Autónoma) y plurilingües.

La traducción jurada de las actas de defunción

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, cada vez más gente se muda a otro país para llevar una nueva vida. Puede que a algunos también les toque terminarla allí. Lo que es más, si tenían asuntos legales pendientes en su país de origen, a los trámites de la defunción hay que añadir la traducción jurada de su acta de defunción para evitar problemas de comprensión (si no, se puede solicitar un acta plurilingüe).

Pasa la vida... Imagen de José Luis en Flickr.

Pasa la vida… Imagen de José Luis en Flickr.

Si es tu caso, en Júramelo intentamos hacerte este proceso un poco más fácil gracias a la calculadora de nuestra página web, desde donde puedes consultar el precio y el plazo de la traducción jurada de un acta de defunción. También puedes recibirlo en casa en veinticuatro horas y en PDF si así lo deseas.

Traducción jurada de un acta de defunción

¡No olvides consultar con nosotros en caso de duda!

Fuentes:

Certificaciones de notas: empieza una aventura en el extranjero

Volvemos a hablaros de los documentos que traducimos y de sus características. El certificado de notas es uno de ellos. ¡Ojo! No es el título universitario y no tiene su mismo valor. Sin embargo, cada vez más empresas, tanto españolas como en el extranjero, lo piden para valorar las competencias de su potencial empleado. Si quieres saber más, abajo te lo contamos.

¡Ya tenemos título (y certificado de notas)! Imagen de Pixabay

¡Ya tenemos título (y certificado de notas)! Imagen de Pixabay

¿Qué es el certificado de notas?

Este documento acredita o certifica las notas que hemos obtenido en la universidad, en un curso, en enseñanzas medias. Además, también se ofrecen otros datos acerca de los estudios cursados. Aunque el formato del certificado varía un poco según la universidad, los datos suelen ser muy similares.

Los exámenes. Imagen de Dennis en Flickr

Los exámenes. Imagen de Dennis en Flickr

Las partes que suele contener un certificado de notas son:

  1. Datos del/de la estudiante: Nombre, apellidos y fecha de nacimiento.
  2. Información sobre la titulación: Aquí podemos encontrar la designación de la titulación, el título conferido, así como el nombre y la naturaleza de la institución. Puede ser una universidad pública, un instituto, una empresa, una escuela privada… y a menudo el nombre incluye esta denominación.
  3. Información sobre el nivel de la titulación: En muchos casos, podemos encontrar el nivel de la titulación, la duración oficial del programa y los requisitos de acceso al mismo.
  4. Información sobre el contenido y los resultados obtenidos: Encontraremos apartados como: forma de estudio, datos del programa, sistema de calificación y calificación media del alumno. Con forma de estudio se refiere a si es presencial, semipresencial o a distancia. Los datos del programa es la sección donde se encuentra el título de las asignaturas cursadas y la nota obtenida en ellas. También suele especificar el curso académico en el que se han aprobado y los créditos de cada uno de ellos. En el sistema de calificación explica detalladamente cómo se puntúa. En España, por ejemplo, de cero a diez. Asimismo explica a partir de qué nota se considera aprobado, notable, sobresaliente y matrícula de honor. Por último, encontramos la media aritmética de todas las calificaciones.

Otros datos de interés

Las universidades también se han adaptado a un mundo que cada vez tiene menos fronteras. Las aulas, además de los alumnos de intercambio, tienen estudiantes de otros países que simplemente quieren obtener su título allí. Por tanto, el certificado de notas se puede pedir en versión bilingüe (español-inglés), lo que te puede ayudar a ahorrarte un trámite más. Sin embargo, por el momento el certificado no se expide en más idiomas.

Para los que empiezan una nueva aventura. Imagen de Pixabay.

Para los que empiezan una nueva aventura. Imagen de Pixabay.

Al igual que en un mundo globalizado, vivimos en el mundo de las tecnologías. Esto hace que también puedas elegir si solicitar el certificado en versión electrónica o en papel. No te preocupes, ambas son igualmente válidas.

certificado de notas

Traducción jurada del certificado de notas

Te han contratado en una empresa extranjera. Te piden el certificado de notas traducido y el tuyo no es la versión bilingüe. ¡No hay problema! En Júramelo te podemos ayudar. Nos envías el documento y ya. Y no te preocupes por si las notas en el país de destino no son iguales a las de aquí, en tu certificado de notas ya se explica la forma de puntuar y lo entenderán sin problema.

Ya solo te queda hacer clic aquí:

Consultar el precio de la traducción de mi certificado de notas

¡El original de mi traducción jurada tiene un error!

Nos imaginamos la situación: necesitas presentar un documento junto a su traducción jurada. Ya estabas listo para subir tus archivos escaneados en Júramelo.es pero has visto que el documento original tiene un error. ¡Madre mía! ¿Ahora qué? Pues no hay de qué preocuparse, porque los errores del documento original también los ve el traductor jurado. Hará algo al respecto? Puede que, como os contábamos en Leyendas urbanas sobre errores de traducción, en algún momento haya habido algún que otro error en traducciones, pero en el caso de la traducción jurada, es muy poco probable que los haya.

Pánico, imagen de rooooo en Flickr

Pánico, imagen de rooooo en Flickr

Errores o erratas en el documento original

Antes de nada, debéis saber que tampoco es muy habitual que haya errores en los documentos originales, sobre todo en la temática en la que nos estamos moviendo. Sin embargo, errare humanum est (humanos somos, claro) y todo el mundo se ha equivocado alguna vez. Si el texto va a ser traducido, el error se puede subsanar, porque el traductor jurado tendrá que «destripar» el texto que va a traducir y se dará cuenta.

¿Qué puede hacer el traductor jurado con los errores del original?

Que el documento traducido relate con precisión lo que está expresado en el original es muy importante en la traducción jurada. En muchos casos, como por ejemplo en erratas de nombres propios, hay errores de carácter ortográfico o tipográfico que no se corrigen. A veces directamente, como el contexto lo permite, la traducción los obvia. En otros casos, el traductor jurado los indica en su traducción jurada, en una nota al pie o aclaración similar, y a veces añade una pequeña explicación para indicar lo que se supone que debería poner. De esta manera, la persona que lea la traducción podrá ver el error… Y su corrección.

Corrección, imagen de srgpicker en Flickr

Corrección, imagen de srgpicker en Flickr

Soluciones posibles

  • Nota del traductor

Una vez que se ha identificado el error, se explica en una nota entre paréntesis o corchetes,  o a pie de página como nota del traductor (N. de T.). La duda que surge ahora es por qué se debe copiar el error en la traducción jurada. Pues bien, la respuesta es simple: el traductor da fe de que ha hecho una traducción fiel y exacta. Así, el traductor es coherente con lo que jura pero advierte del error, para minimizar competencias.

  • Nota sic

Esta estrategia es parecida a la anterior, pero en vez de indicar el error a pie de página, se traduce el documento con el error y a continuación se añade la nota del traductor así [sic], que nos indica que aparecía así en el original, así como puede llevar un comentario. Por ejemplo: La demandado no compareció en tiempo y forma [sic, por «demandada»].

Un buen traductor jurado va a ser lo suficientemente cuidadoso como para no cometer errores. Además, si encuentra algún error en el original, dará parte y ofrecerá una solución si lo estima preciso.

¡Qué alivio! Imagen de Pixabay

¡Qué alivio! Imagen de Pixabay

En Júramelo podrás encontrar traductores jurados cuidadosos que realizarán sin problemas tu traducción jurada.

¡No dudes en solicitar tu presupuesto al momento y sin compromiso!

Solicítalo ahora

Fuentes:

Traductores jurados, ¿quiénes somos?

Somos conscientes de que la pregunta que os planteamos se responde muy fácilmente. Sí, los traductores jurados son los que realizan las traducciones juradas que nos solicitáis. Ya está. Sin embargo, como normalmente nunca nos veis, hemos decidido hablaros un poco de nuestra profesión y de todo lo que conlleva. Siempre está bien conocer un poco a la persona a la que contratamos, ¿no? Si te interesa este tema, ya sabes, sigue leyendo.

El traductor jurado. Imagen de Pixabay.

El traductor jurado. Imagen de Pixabay.

La formación de los traductores e intérpretes

La profesión de los traductores e intérpretes es una de las más antiguas del mundo. Desde que las distintas civilizaciones han entrado en contacto, se ha necesitado alguien que mediara entre ellas. En este caso, no nos referimos solo a la mediación lingüística, sino también a la cultural.

Antiguamente y hasta hace relativamente poco tiempo, bastaba con conocer bien los dos idiomas para ejercer de traductor e intérprete. Ahora existe el grado de Traducción e Interpretación (que fue una licenciatura en su día). También se accede a esta profesión a través otros grados de idiomas. En este caso, al acabar, se suele cursar una formación específica de traducción. De cualquier modo, la formación que reciben los traductores o intérpretes actualmente es a la de cualquier profesión de estudios superiores.

Lo que se puede concluir con esto es que los traductores con los que contactarás hoy en día son gente formada y cualificada. No tienes por qué dudar o recelar por este motivo.

Estudiando. Imagen de Pixabay.

Estudiando. Imagen de Pixabay.

El examen de traductor-intérprete jurado

Dentro de los traductores e intérpretes existen distintos ámbitos de trabajo. Uno de ellos es el de certificar el contenido traducido, esto es lo que hace un traductor-intérprete jurado. Para ejercer, es requisito imprescindible haber aprobado el examen de traductor-intérprete jurado convocado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

En líneas generales, es un examen que consta de tres grandes bloques. El primero es el que trata del vocabulario jurídico específico y de cómo funciona el derecho español. El segundo es el de traducción y el tercero de interpretación. Si se aprueba el examen, el M.A.E.C. nombra a la persona que se ha presentado como totalmente capaz y cualificada para ejercer de traductor-intérprete jurado. Esta persona pasaría a la lista de todos los traductores-intérpretes jurados de España y lo podrá demostrar con su carné y su sello.

La labor de los traductores jurados en la sociedad

Ya hemos hablado en otras ocasiones de la labor social del traductor jurado. Nos gusta pensar que, al ser un instrumento necesario para los trámites de muchas personas, las estamos ayudando. Además, hoy en día, que la gente se mueve más entre países, no paramos de recibir trabajo en Júramelo.

¿Cuál es el papel del traductor jurado en la sociedad? Imagen de Pixabay

¿Cuál es el papel del traductor jurado en la sociedad? Imagen de Pixabay

Más o menos, esto es lo que queríamos que supieseis sobre los traductores jurados. La próxima vez que le encargues una traducción a alguno, aunque no le veas la cara, al menos sabrás el papel que cumple en la sociedad y el camino que ha recorrido para llegar hasta allí.

Si necesitas una traducción jurada, puedes ahorrar tiempo y esfuerzos pidiendo presupuesto en Júramelo sin compromiso, y con la seguridad de que contamos con traductores jurados inmejorables.

Solicita tu presupuesto sin compromiso

Can translation professionals really achieve true international mobility?

Hoy os traemos un artículo de Louise Taylor. Disfrutad.

We hear a great deal about the freedom that the modern world offers, with freelance working and technological advances opening up the possibility of enjoying the nomadic lifestyle while still having a flourishing career. But before you pack your sun-cream and book those plane tickets, it might be worth doing a bit of research online to find out how truly mobile we are when it comes to living and working overseas.

Professional translation is a career that naturally lends itself to the idea of working overseas. Fluency in two or more languages can certainly open doors and make the transition to a new country much more smooth. From chatting to the locals about the best natural swimming spots to uncovering hidden gastronomic gems too tiny to make it onto the likes of TripAdvisor, speaking the local language will allow you to experience international travel in a way that monolinguals rarely can.

However, there’s a big difference between enjoying travelling and achieving true international mobility, where you’re not tied to any particular country and free to take off at will for foreign shores. Sadly, we live in a world driven by bureaucracy and paperwork can present a huge barrier to mobility. Whether its visa requirements or residency paperwork, national and local officials in many countries seem to delight in putting would-be free spirits through the wringer when it comes to having the right stamps on the right bits of paper. Not many of those who dream of flitting their way around the world picture queuing inside poorly air-conditioned government buildings for hours on end, but this can be the sad reality in many cases.

Fiscal matters present another barrier to true freedom of mobility. Regardless of where you travel and with what frequency, you have to be a tax resident somewhere. That means complying with local filing requirements and deadlines, no matter where you may be working from or which country your clients are in. In fact, cross border working can be a financial minefield, particularly when it comes to matters like sales tax and social security payments. A good accountant can be a real help, but truly international financial support services are hard to find. Many accountants specialise in their own country’s taxation laws, not those of two or more countries.

While all this may sound somewhat negative, it is sadly realistic. To have a professional career means paying taxes, which means paperwork and deadlines. For those who work freelance, the burden falls on them as individuals to sort these things out. In the same vein, to head overseas in order to work and/or live means satisfying certain visa and residency requirements.

That’s not to say that the nomadic lifestyle is impossible. Not at all. It’s just that it involves rather more research and planning than the dream of sipping cocktails while sunning oneself in a hammock brings to mind, if everything is to be done properly. It’s worth doing much of this research upfront before you set off. After all, why spend hot afternoons paying to sit in crowded internet cafés when you could sort out many of the details from home before you leave?

Real international mobility is a wonderful dream and it’s true that technology has brought us much closer to achieving it. Those who provide translation services are well positioned to pursue that dream. Their linguistic expertise puts them ahead of many would-be globetrotters in terms of the experiences they can look forward to. While paperwork requirements and fiscal matters will no doubt consume a fair amount of time for those planning to work their way around the world, they shouldn’t prove to be an insurmountable barrier. We might not have achieved true international mobility yet, but we’re certainly getting closer.

Louise Taylor is the content writer of the Tomedes Blog.
Tomedes is a provider of professional translation services for business customers and individual clients.

Do you need to translate your documents for your international mobility?

Get an instant quote for your sworn translations

Fe de vida… ¿y eso qué es?

Para no perder las buenas costumbres, volvemos a hablar de los documentos que traducimos y de su traducción jurada. El documento elegido esta vez es el certificado de fe de vida. Destapamos los misterios de este certificado para que tengáis toda la información que necesitáis, tanto si solamente vais a solicitar este certificado, como si también necesitáis su traducción jurada. Ya veréis que no es tan complicado. ¡Empezamos!

«Acreditar» vida. Imagen de Pixabay.

Certificado de fe de vida

El certificado de fe de vida y estado es un documento que acredita que una persona está viva. También indica su estado civil. De esto se encarga el Encargado del Registro Civil una vez que la persona interesada se haya presentado allí. Del mismo modo, se puede acreditar con declaración jurada o si se afirma ante notario.

Ante notario. Imagen de Pixabay.

¿Cómo se solicita?

Este tipo de documento solo se puede solicitar de forma presencial. Se rellena el impreso y ya está. Lo puede rellenar la persona interesada pero también un trabajador o trabajadora social.

Bueno, puede que esta no sea la única manera de presentarlo. En los registros que NO estén informatizados sí hay que completarlo a mano. Sin embargo, sí que hay algunos registros algo informatizados. En ellos, se puede rellenar el certificado en la aplicación INFOREG. Se entra en la casilla de estado civil y se imprime (en los folios específicos de las certificaciones informatizadas).

¿Y para qué sirve?

Pasamos a lo práctico. La primera utilidad es que muchos organismos pueden exigirlo (ya sean oficiales o privados). Por tanto, si lo piden, no hay más remedio que solicitarlo, ¿no?

Otras utilidades son:

  • Cobrar pensiones de viudedad
  • Matrimonios civiles
  • Acreditar soltería, viudez o divorcio para subvenciones de vivienda
  • Demostrar estado civil (para otros usos)

Como veis, parece ser que este documento es bastante útil. Ahora falta solucionar otro problema, ¿y si necesitamos presentarlo en el extranjero? ¿Y si mi certificado de fe de vida está en otro idioma distinto del español? Seguid leyendo.

El ciclo de vida. Imagen de Pixabay.

La traducción jurada de los certificados de fe de vida

¡Aquí estamos nosotros! No hay que olvidar que un certificado de fe de vida es un documento oficial. Con lo cual, su traducción, debe ser una traducción jurada.

Así que ya sabéis lo que tenéis que hacer si necesitáis traducir vuestro certificado de fe de vida. Además, podéis contactar con nosotros, Júramelo. Si aún estáis barajando opciones, no os preocupéis, podéis consultar el precio y el plazo de la traducción jurada del certificado de fe de vida ¡sin compromiso!

Pulsa a continuación para ver el precio y el plazo al instante:

Consultar el precio y el plazo de la traducción jurada del certificado de fe de vida

Fuentes: