Traducción jurada de expediente académico: ¿dejamos las notas en español?

Cada sistema educativo cuenta con sus propios baremos de calificación. Al traducir un certificado académico se plantea la cuestión de «no perder la nota». Para ello, existen varias soluciones y una de ellas es la de mantener las notas en español. 

Al hilo de esto, queremos compartir un caso de los que hemos traducido en Júramelo.es, en el que nos preguntaba una cliente, después de recibir su traducción:

Estoy intentando conseguir trabajo como profesora de inglés como segundo idioma en EE. UU. y es para que los colegios vean los títulos y credenciales en inglés (y me cogieran, ojalá, luego hay que hacer convalidaciones del título y creo que lo necesitan en inglés).

(…) para ver si le podéis echar un ojo a la traducción (¡que está muy bien!) pero que yo pensaba que se traducían también las notas al inglés.

academic-transcript-2

Ah, ¡buena pregunta! Esta decisión depende del traductor jurado, es su potestad elegir cuál es la mejor solución. La traducción jurada no afecta a la validez del contenido del documento traducido, sino que la convierte en una traducción oficial, certificada. Una vez que el traductor jurado la firma, la traducción solamente podrá ser anulada por la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores. Cada traductora o traductor jurado tomará la decisión que considere oportuna para trasladar los contenidos de un idioma a otro. De modo que le respondimos:

Al traducir expedientes académicos, a menudo las notas se dejan en español, aunque a veces algunos traductores ponen una nota al pie con aclaraciones (como es este caso).

academic-transcript-1

Entonces, ¿se dejan las calificaciones en español?

En efecto, el sistema español de calificaciones cuenta con sus particularidades propias que puede interesar conservar. El traductor jurado puede sugerir cuál es la mejor manera de trasladarlo a la realidad de otro país, pero es la administración o institución que se encargue de las convalidaciones en ese otro país quien decide cómo se corresponde una nota con otra. De hecho, esas mismas autoridades pueden trasladar notas más altas que el traductor, así que no tiene por qué ser algo malo en sí. 😉

A continuación os dejamos una muestra del aspecto que tiene una traducción jurada de un expediente académico del español al inglés, con estos fragmentos destacados, y la respuesta que recibimos de nuestra cliente.

Traducción jurada de un expediente académico del español al inglés

traduccion-expediente-academico-1
traduccion-expediente-academico-2

Tras lo que nos respondió:

¡Mil gracias por todo,os doy un 10!
¡¡Y por supuesto lo recomendaré!!
   B. V.

Traducción jurada entre idiomas extranjeros

Durante el último mes hemos recibido las siguientes preguntas por parte de clientes:

¿Se puede realizar una traducción directa de francés a inglés?

¿Me podéis pasar un presupuesto para una traducción del italiano al rumano?

La respuesta corta sería no. La respuesta larga es algo más compleja y contiene un quizá.

Cuando el Ministerio de Asuntos Exteriores convoca los exámenes para traductor-intérprete jurado solo puede hacerlo para los pares de idiomas que incluyan el español. Lo mismo pasa con las instituciones que convocan las pruebas para los idiomas cooficiales (catalán, euskera y gallego).

Así que en España no hay ningún traductor-intérprete jurado oficial que trabaje entre un idioma extranjero y otro idioma extranjero. Es posible que encuentres traductores que hayan obtenido otras certificaciones que en otros países equivalgan a la traducción jurada.

¿Y si necesito una traducción jurada de un documento de este tipo?

Tienes dos opciones:

Opción 1. A esta la llamamos opción Carmen Sandiego.

Carmen-sandiego

Busca un traductor jurado en alguno de los países donde ese idioma sea oficial, hazle una oferta, negocia los precios, encuentra una mensajería decente y cruza los dedos. A veces no queda otra.

Opción 2. Traducción puente con Júramelo.es

En Júramelo.es podemos ofrecerte una traducción puente con el español de por medio. Esto quiere decir que te haremos dos traducciones: una hacia el español y otra del español al otro idioma.

Inconvenientes: dos traducciones suelen costar casi el doble y tardar casi el doble que una simple.

Ventajas: es rápido e indoloro gracias a nuestro sistema automatizado, y acabas con dos traducciones, lo cual te puede ser útil en otro momento.

Escríbenos y te mandaremos el presupuesto personalizado que mejor se amolde a tus documentos:

Imagenes destacada de Wikipedia y JD Hancock bajo licencia CC

¿Es posible jurar una traducción existente: cotejar, firmar y sellar?

¿Se podría jurar un texto que esté ya traducido? ¿Cuándo se hace? ¿Por qué? ¿Cómo? Se puede, pero ocurre en contadas ocasiones.

Habitualmente, como traductor jurado, parto de un texto original, que yo mismo traduzco, certifico, firmo y sello. Sin embargo, a veces nos preguntan si es posible jurar una traducción que ya está hecha.

correccion-de-documentos-texto

Os pongo un ejemplo concreto, de un cliente que nos preguntó lo siguiente:

Os escribo porque necesito enviar mis títulos y boletines de notas traducidos al francés para inscribirme en un máster y ciertas universidades francesas sólo aceptan documentos con un sello jurado. Como ya tengo las traducciones realizadas por un amigo traductor francés, me gustaría saber si podríais verificarlas y sellarlas si estimáis que la traducción es correcta (me gustaría conservar las traducciones que ya tengo).

Vaya por delante que la potestad de decidir si se jura una traducción existente es de la traductora jurada o el traductor jurado que vaya a certificar la traducción e imponer su firma y sello. Así, podéis preguntarnos sin problema, pero siempre tendremos que comprobar si nosotros o alguno de nuestros compañeros traductores jurados está dispuesto a hacerlo, y puede acabar costando lo mismo o más que hacerla de nuevo.

¿Qué hace falta?

Para que un traductor responda a esa pregunta necesita ver el texto original y la traducción. No todos los textos traducidos han sido creados iguales. En muchos casos, el criterio de traducción de la persona que dará la traducción por jurada es distinto que el de quien la tradujo. Otras veces, la traducción propuesta es de una calidad deficiente. En otros casos, es una traducción realizada con una herramienta automática, sin revisar ni afinar.

Como en todos los servicios, uno de los factores con los que medimos nuestro trabajo y esfuerzo es el tiempo. De este modo, si nos encontramos con un texto que nos llevará más tiempo revisarlo que traducirlo, es muy posible que nos neguemos a jurarlo. Alguno de nuestros compañeros tiene como política negarse a jurar traducciones ajenas. Y están en su completo derecho a hacerlo.

¿Cómo se hace?

En caso de que la traducción propuesta sea aceptada para ser jurada, primero hay que revisarla. La traducción jurada conlleva una responsabilidad. La manera de mantener esa responsabilidad es comprobando elemento por elemento que el contenido de la traducción propuesta se corresponde con el original presentado.

Según se van encontrando errores, omisiones o matices que mejorar, se van arreglando. De este modo, cuando hayamos terminado de revisar la traducción podremos certificarla y con tranquilidad.

Dicho esto, os recordamos que los traductores no somos de piedra y que podemos tener en cuenta las necesidades de una traducción, como os decíamos cuando nos preguntábais si podíamos hacer la tradución jurada de tal o cual manera.