Fe de vida… ¿y eso qué es?

Para no perder las buenas costumbres, volvemos a hablar de los documentos que traducimos y de su traducción jurada. El documento elegido esta vez es el certificado de fe de vida. Destapamos los misterios de este certificado para que tengáis toda la información que necesitáis, tanto si solamente vais a solicitar este certificado, como si también necesitáis su traducción jurada. Ya veréis que no es tan complicado. ¡Empezamos!

«Acreditar» vida. Imagen de Pixabay.

Certificado de fe de vida

El certificado de fe de vida y estado es un documento que acredita que una persona está viva. También indica su estado civil. De esto se encarga el Encargado del Registro Civil una vez que la persona interesada se haya presentado allí. Del mismo modo, se puede acreditar con declaración jurada o si se afirma ante notario.

Ante notario. Imagen de Pixabay.

¿Cómo se solicita?

Este tipo de documento solo se puede solicitar de forma presencial. Se rellena el impreso y ya está. Lo puede rellenar la persona interesada pero también un trabajador o trabajadora social.

Bueno, puede que esta no sea la única manera de presentarlo. En los registros que NO estén informatizados sí hay que completarlo a mano. Sin embargo, sí que hay algunos registros algo informatizados. En ellos, se puede rellenar el certificado en la aplicación INFOREG. Se entra en la casilla de estado civil y se imprime (en los folios específicos de las certificaciones informatizadas).

¿Y para qué sirve?

Pasamos a lo práctico. La primera utilidad es que muchos organismos pueden exigirlo (ya sean oficiales o privados). Por tanto, si lo piden, no hay más remedio que solicitarlo, ¿no?

Otras utilidades son:

  • Cobrar pensiones de viudedad
  • Matrimonios civiles
  • Acreditar soltería, viudez o divorcio para subvenciones de vivienda
  • Demostrar estado civil (para otros usos)

Como veis, parece ser que este documento es bastante útil. Ahora falta solucionar otro problema, ¿y si necesitamos presentarlo en el extranjero? ¿Y si mi certificado de fe de vida está en otro idioma distinto del español? Seguid leyendo.

El ciclo de vida. Imagen de Pixabay.

La traducción jurada de los certificados de fe de vida

¡Aquí estamos nosotros! No hay que olvidar que un certificado de fe de vida es un documento oficial. Con lo cual, su traducción, debe ser una traducción jurada.

Así que ya sabéis lo que tenéis que hacer si necesitáis traducir vuestro certificado de fe de vida. Además, podéis contactar con nosotros, Júramelo. Si aún estáis barajando opciones, no os preocupéis, podéis consultar el precio y el plazo de la traducción jurada del certificado de fe de vida ¡sin compromiso!

Pulsa a continuación para ver el precio y el plazo al instante:

Consultar el precio y el plazo de la traducción jurada del certificado de fe de vida

Fuentes:

 

 

Traducción del informe médico… ¿jurada?

Todo el mundo se puede imaginar lo que es este documento y para lo que puede servir. Lo que es un poco más difícil de visualizar es para qué necesitaríamos la traducción del informe médico… encima con una traducción jurada. Por eso mismo hemos decidido hablar de esto y contaros algunos detalles sobre el informe médico y su traducción. Esperamos que este artículo os pueda servir de ayuda.

El informe del médico. Imagen de Pixabay.

El informe del médico. Imagen de Pixabay.

¿Qué es un informe médico?

Empezamos por lo aparentemente más sencillo. El informe médico es un documento emitido por un médico que certifica los hallazgos que ha obtenido tras haber evaluado a un paciente.

¿Qué información contiene?

Es un documento bastante completo y contiene toda la información correspondiente a la salud del paciente:

  1. Datos personales del paciente
  2. Número de historia
  3. Motivo de consulta
  4. Enfermedad actual
  5. Antecedentes
  6. Hábitos
  7. Examen funcional
  8. Examen físico
  9. Diagnóstico
  10. Estudios complementarios
  11. Tratamiento
  12. Recomendaciones

¿Para qué sirve?

Pues, como hemos podido comprobar anteriormente, sirve para dejar constancia de la salud o enfermedad de una persona. Se suele necesitar para poder hacer uso de determinados servicios o beneficios, o para poder acreditar ciertas situaciones. Unos ejemplos son el estado psíquico o aptitud deportiva.

Además, en caso de la muerte por enfermedad de una persona, sería un complemento del certificado de defunción. En este caso, la estructura del informe medico variaría un poco, ya que se añade la causa de defunción.

traducción del informe médico

La traducción del informe médico: jurada

Pasamos al tema que, a nosotros, nos afecta más. ¿Porque la traducción del informe médico es una jurada? Pues, en primer lugar, porque es un documento determinado por normas legales. A los ciudadanos se les puede exigir presentar este informe en ciertas situaciones, como las que ya hemos visto anteriormente. Aunque lo escriba un médico, está relacionado con el ámbito legal. Por eso necesita una traducción jurada.

La otra razón por la que la traducción del informe médico debe ser jurada es por la parte que se refiere a la defunción del paciente. Esto haría del informe un documento médico-legal obligatorio,  exigido por la Ley del Registro Civil.

Por estos motivos, si se tiene que presentar un informe médico en el extranjero, o si está en otro idioma distinto al español, se tendrá que realizar la traducción jurada, debido sus implicaciones legales.

Una curiosidad que pensamos que os interesará es la de utilizar el informe médico al viajar. Resulta que si viajas al extranjero con una medicación específica, necesitas llevar contigo el informe médico que acredita que la debes tomar. Si tienes un contratiempo en una aduana extranjera a causa de tu medicación, sería conveniente llevar el informe traducido y, así, todo solucionado.

Ya no hay obstáculos para los medicamentos. Imagen de Pixabay.

Ya no hay obstáculos para los medicamentos. Imagen de Pixabay.

¿Necesitáis la traducción jurada de vuestro informe médico? No hay problema: pulsad aquí:

Consultar el precio y el plazo de la traducción jurada del informe médico en Júramelo

Fuentes: