¡El original de mi traducción jurada tiene un error!

Nos imaginamos la situación: necesitas presentar un documento junto a su traducción jurada. Ya estabas listo para subir tus archivos escaneados en Júramelo.es pero has visto que el documento original tiene un error. ¡Madre mía! ¿Ahora qué? Pues no hay de qué preocuparse, porque los errores del documento original también los ve el traductor jurado. Hará algo al respecto? Puede que, como os contábamos en Leyendas urbanas sobre errores de traducción, en algún momento haya habido algún que otro error en traducciones, pero en el caso de la traducción jurada, es muy poco probable que los haya.

Pánico, imagen de rooooo en Flickr

Pánico, imagen de rooooo en Flickr

Errores o erratas en el documento original

Antes de nada, debéis saber que tampoco es muy habitual que haya errores en los documentos originales, sobre todo en la temática en la que nos estamos moviendo. Sin embargo, errare humanum est (humanos somos, claro) y todo el mundo se ha equivocado alguna vez. Si el texto va a ser traducido, el error se puede subsanar, porque el traductor jurado tendrá que «destripar» el texto que va a traducir y se dará cuenta.

¿Qué puede hacer el traductor jurado con los errores del original?

Que el documento traducido relate con precisión lo que está expresado en el original es muy importante en la traducción jurada. En muchos casos, como por ejemplo en erratas de nombres propios, hay errores de carácter ortográfico o tipográfico que no se corrigen. A veces directamente, como el contexto lo permite, la traducción los obvia. En otros casos, el traductor jurado los indica en su traducción jurada, en una nota al pie o aclaración similar, y a veces añade una pequeña explicación para indicar lo que se supone que debería poner. De esta manera, la persona que lea la traducción podrá ver el error… Y su corrección.

Corrección, imagen de srgpicker en Flickr

Corrección, imagen de srgpicker en Flickr

Soluciones posibles

  • Nota del traductor

Una vez que se ha identificado el error, se explica en una nota entre paréntesis o corchetes,  o a pie de página como nota del traductor (N. de T.). La duda que surge ahora es por qué se debe copiar el error en la traducción jurada. Pues bien, la respuesta es simple: el traductor da fe de que ha hecho una traducción fiel y exacta. Así, el traductor es coherente con lo que jura pero advierte del error, para minimizar competencias.

  • Nota sic

Esta estrategia es parecida a la anterior, pero en vez de indicar el error a pie de página, se traduce el documento con el error y a continuación se añade la nota del traductor así [sic], que nos indica que aparecía así en el original, así como puede llevar un comentario. Por ejemplo: La demandado no compareció en tiempo y forma [sic, por «demandada»].

Un buen traductor jurado va a ser lo suficientemente cuidadoso como para no cometer errores. Además, si encuentra algún error en el original, dará parte y ofrecerá una solución si lo estima preciso.

¡Qué alivio! Imagen de Pixabay

¡Qué alivio! Imagen de Pixabay

En Júramelo podrás encontrar traductores jurados cuidadosos que realizarán sin problemas tu traducción jurada.

¡No dudes en solicitar tu presupuesto al momento y sin compromiso!

Solicítalo ahora

Fuentes:

¡Seguro que tienes algo que aportar!