Traducimos documentos notariales

Hoy hablaremos de la traducción jurada de documentos notariales. Existe infinidad de documentos que firmados y certificados en una notaría. A la hora de que las empresas hagan tratos internacionales, a menudo hace falta una traducción jurada de los mismos.

¿Qué es un documento notarial?

Antes de nada, habría que especificar qué es exactamente un documento notarial. Pues bien, se trata de un documento entregado ante notario. Esto le otorga máxima seguridad jurídica y los jueces y la sociedad en general atribuyen credibilidad absoluta a los hechos o declaraciones que constan en una escritura pública.

Con seguridad jurídica nos referimos a que pueden contar con garantías de autenticidad y no precisan de ningún tipo de comprobación o contraste. Por último, otra característica curiosa sobre este documento es que solo se proporcionan copias. El original se queda en el despacho del notario.

Firmar. Imagen de Pixabay

Firmar. Imagen de Pixabay

¿Hay diferentes tipos de documento notarial?

Sí, de hecho hay bastantes. Sin embargo, todos ellos se engloban en dos grandes grupos: en el de escritura pública o en el de acta notarial.

Una escritura pública es un documento en el que se recogen negocios jurídicos que, por regla general, implican un movimiento de patrimonio. Los siguientes son ejemplos de escritura pública:

  • Testamento
  • Compraventa
  • Constitución de sociedades mercantiles
  • Declaración de herederos abintestato
  • Capitulaciones matrimoniales
  • Préstamo hipotecario

Un acta notarial, en cambio, es un documento que constata hechos o manifestaciones de las partes interesadas. Por ejemplo, quien ha hecho algo lo afirma y comparece ante la otra parte en la fecha y lugar. Por ejemplo:

  • Poder
  • Acta
  • Póliza
  • Protesto

Traducción jurada de documentos notariales

Ya habéis visto que hay una gran cantidad de documentos notariales. Estos no solo se firman entre partes del mismo país, sino que cada vez más se hacen acuerdos entre empresas extranjeras o entre personas que residen en países diferentes. En alguno, o cualquier otro de estos casos, se necesitará una traducción jurada del documento si se necesita que sea válido en los dos países. ¡Llega nuestro momento como traductores jurados!

Es verdad que habrá que documentarse bien sobre el tipo de documento, porque puede que no sea necesario realizar su traducción jurada. O, por el contrario, que hasta necesite ser legalizado.

En algún caso, hasta hemos contado cómo prepararlos para que sean totalmente válidos en más de un país, como ocurre con los poderes de representación para Rusia y España.

Si necesitas una traducción jurada, en Júramelo te podemos ayudar. Pulsando aquí puedes calcular el precio y el plazo para tu traducción jurada:

Nosotros te ayudamos. Imagen de Pixabay

Nosotros te ayudamos. Imagen de Pixabay

Consulta el precio de la traducción de tu documento notarial

Fuentes:

 

Seguimos traduciendo… Hoy: certificado de penales

Pese a que, a primera vista, el término «certificado de penales» suene casi a cárcel, es un documento muy necesario para optar a ciertos puestos de trabajo o, incluso, para poder trabajar en el extranjero. Ahí entramos nosotros. Cada vez es más normal «irse a trabajar fuera» y, aunque solo sea por una temporada, necesitas presentar, junto a tu certificado de penales, su traducción jurada. ¡Atentos, que puede que lo necesitéis!

Alexas fotos. Pixabay.

Alexas fotos. Pixabay.

Certificado de [antecedentes] penales

Este certificado es un documento que acredita la situación de los antecedentes penales de una persona. Acreditar la carencia de antecedentes penales es un requisito imprescindible para muchos trabajos, tanto en España como en otros países. En la siguiente lista encontraréis algunos:

  • Abogados
  • Administradores de Lotería y Casas de Apuestas
  • Agencias encargadas de las adopciones internacionales
  • Auditores
  • Banco de España
  • Bomberos
  • Conductores de taxi
  • Conductores de vehículos de transporte de pasajeros y mercancías
  • Controlador de acceso para actividades recreativas
  • Empleados de Bingo
  • Empleados de casino
  • Funcionarios de prisiones
  • Funcionarios Públicos
  • Jueces
  • Miembros directivos de entidades financieras
  • Notarios
  • Personal de las Cortes Generales
  • Personal del ejército
  • Trabajadores en las áreas de seguridad especial del aeropuerto
  • Personas con contratos con la Administración Pública
  • Policías
  • Seguridad Privada
  • Titular de licencia de comercio de tabaco
  • Veterinarios
Trabajo. Imagen de -Instantes- Kris en Flickr

Trabajo. Imagen de -Instantes- Kris en Flickr

Anteriormente, también era necesario que lo presentaran los maestros y propietarios de entidades educativas privadas, pero la normativa ha cambiado. Ahora, en cambio, es necesario solicitar el Certificado de Delitos de Naturaleza Sexual.

Como decíamos al principio, no solo es necesario para estos puestos de trabajo, sino también para poder trabajar en el extranjero. Además, aquellas personas extranjeras que quieran solicitar el permiso de residencia para España, o incluso la nacionalidad española, necesitan presentar el certificado de penales equivalente de su país de origen.

Modelo del certificado de penales

Modelo del certificado de penales

Personas que lo pueden solicitar

Un poco para reafirmar lo que ya os hemos contado, lo puede solicitar cualquier persona física o jurídica (esta última a través de sus representantes). Si quien lo necesita es un ciudadano de la Unión Europea pero no español, deberá solicitar el certificado de penales en su país de origen.

La traducción jurada del certificado de penales

Al igual que en el caso de otros certificados, si queremos que el de penales sea válido en el extranjero (o en España, en el caso de que esté en un idioma distinto al español), hace falta traducirlo. Asimismo, es muy importante que la Apostilla de la Haya lo legalice.

Desde la Unión Europea ya se están llevando a cabo mejoras para agilizar este tipo de trámites y, probablemente, hayáis oído hablar sobre los certificados plurilingües. Sin embargo, este tipo de certificados aún no abarcan los penales, de momento. Así que hay que optar por la traducción jurada.

Traducción jurada sin complicaciones

Traducción jurada sin complicaciones

En Júramelo ponemos a vuestra disposición casi 700 traductores jurados, certificados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, para realizar vuestra traducción de penales. Además, desde nuestra página web, puedes consultar sin compromiso el precio y el plazo de la traducción gracias a nuestra calculadora. De este modo, intentaremos que todo sea un poco más fácil.

Aquí os dejamos un enlace:

Traducción jurada del certificado de penales

Fuentes: