Traducimos documentos notariales

Hoy hablaremos de la traducción jurada de documentos notariales. Existe infinidad de documentos que firmados y certificados en una notaría. A la hora de que las empresas hagan tratos internacionales, a menudo hace falta una traducción jurada de los mismos.

¿Qué es un documento notarial?

Antes de nada, habría que especificar qué es exactamente un documento notarial. Pues bien, se trata de un documento entregado ante notario. Esto le otorga máxima seguridad jurídica y los jueces y la sociedad en general atribuyen credibilidad absoluta a los hechos o declaraciones que constan en una escritura pública.

Con seguridad jurídica nos referimos a que pueden contar con garantías de autenticidad y no precisan de ningún tipo de comprobación o contraste. Por último, otra característica curiosa sobre este documento es que solo se proporcionan copias. El original se queda en el despacho del notario.

Firmar. Imagen de Pixabay

Firmar. Imagen de Pixabay

¿Hay diferentes tipos de documento notarial?

Sí, de hecho hay bastantes. Sin embargo, todos ellos se engloban en dos grandes grupos: en el de escritura pública o en el de acta notarial.

Una escritura pública es un documento en el que se recogen negocios jurídicos que, por regla general, implican un movimiento de patrimonio. Los siguientes son ejemplos de escritura pública:

  • Testamento
  • Compraventa
  • Constitución de sociedades mercantiles
  • Declaración de herederos abintestato
  • Capitulaciones matrimoniales
  • Préstamo hipotecario

Un acta notarial, en cambio, es un documento que constata hechos o manifestaciones de las partes interesadas. Por ejemplo, quien ha hecho algo lo afirma y comparece ante la otra parte en la fecha y lugar. Por ejemplo:

  • Poder
  • Acta
  • Póliza
  • Protesto

Traducción jurada de documentos notariales

Ya habéis visto que hay una gran cantidad de documentos notariales. Estos no solo se firman entre partes del mismo país, sino que cada vez más se hacen acuerdos entre empresas extranjeras o entre personas que residen en países diferentes. En alguno, o cualquier otro de estos casos, se necesitará una traducción jurada del documento si se necesita que sea válido en los dos países. ¡Llega nuestro momento como traductores jurados!

Es verdad que habrá que documentarse bien sobre el tipo de documento, porque puede que no sea necesario realizar su traducción jurada. O, por el contrario, que hasta necesite ser legalizado.

En algún caso, hasta hemos contado cómo prepararlos para que sean totalmente válidos en más de un país, como ocurre con los poderes de representación para Rusia y España.

Si necesitas una traducción jurada, en Júramelo te podemos ayudar. Pulsando aquí puedes calcular el precio y el plazo para tu traducción jurada:

Nosotros te ayudamos. Imagen de Pixabay

Nosotros te ayudamos. Imagen de Pixabay

Consulta el precio de la traducción de tu documento notarial

Fuentes:

 

¡Seguro que tienes algo que aportar!