Can translation professionals really achieve true international mobility?

Hoy os traemos un artículo de Louise Taylor. Disfrutad.

We hear a great deal about the freedom that the modern world offers, with freelance working and technological advances opening up the possibility of enjoying the nomadic lifestyle while still having a flourishing career. But before you pack your sun-cream and book those plane tickets, it might be worth doing a bit of research online to find out how truly mobile we are when it comes to living and working overseas.

Professional translation is a career that naturally lends itself to the idea of working overseas. Fluency in two or more languages can certainly open doors and make the transition to a new country much more smooth. From chatting to the locals about the best natural swimming spots to uncovering hidden gastronomic gems too tiny to make it onto the likes of TripAdvisor, speaking the local language will allow you to experience international travel in a way that monolinguals rarely can.

However, there’s a big difference between enjoying travelling and achieving true international mobility, where you’re not tied to any particular country and free to take off at will for foreign shores. Sadly, we live in a world driven by bureaucracy and paperwork can present a huge barrier to mobility. Whether its visa requirements or residency paperwork, national and local officials in many countries seem to delight in putting would-be free spirits through the wringer when it comes to having the right stamps on the right bits of paper. Not many of those who dream of flitting their way around the world picture queuing inside poorly air-conditioned government buildings for hours on end, but this can be the sad reality in many cases.

Fiscal matters present another barrier to true freedom of mobility. Regardless of where you travel and with what frequency, you have to be a tax resident somewhere. That means complying with local filing requirements and deadlines, no matter where you may be working from or which country your clients are in. In fact, cross border working can be a financial minefield, particularly when it comes to matters like sales tax and social security payments. A good accountant can be a real help, but truly international financial support services are hard to find. Many accountants specialise in their own country’s taxation laws, not those of two or more countries.

While all this may sound somewhat negative, it is sadly realistic. To have a professional career means paying taxes, which means paperwork and deadlines. For those who work freelance, the burden falls on them as individuals to sort these things out. In the same vein, to head overseas in order to work and/or live means satisfying certain visa and residency requirements.

That’s not to say that the nomadic lifestyle is impossible. Not at all. It’s just that it involves rather more research and planning than the dream of sipping cocktails while sunning oneself in a hammock brings to mind, if everything is to be done properly. It’s worth doing much of this research upfront before you set off. After all, why spend hot afternoons paying to sit in crowded internet cafés when you could sort out many of the details from home before you leave?

Real international mobility is a wonderful dream and it’s true that technology has brought us much closer to achieving it. Those who provide translation services are well positioned to pursue that dream. Their linguistic expertise puts them ahead of many would-be globetrotters in terms of the experiences they can look forward to. While paperwork requirements and fiscal matters will no doubt consume a fair amount of time for those planning to work their way around the world, they shouldn’t prove to be an insurmountable barrier. We might not have achieved true international mobility yet, but we’re certainly getting closer.

Louise Taylor is the content writer of the Tomedes Blog.
Tomedes is a provider of professional translation services for business customers and individual clients.

Do you need to translate your documents for your international mobility?

Get an instant quote for your sworn translations

Trabajar en el extranjero: Isla Mauricio

Empezamos a escribir sobre trabajar en el extranjero a principios de 2016 y hemos decidido seguir. Arriesgándonos. Ya os hemos contado todo lo que necesitabais saber para trabajar en Irlanda, Reino Unido, Canadá, Estados Unidos, Australia… Países muy conocidos y destino de muchas de las personas que salen de nuestro país. Sin embargo, hay muchísimos más destinos e infinidad de oportunidades en el mundo. También en los lugares más insospechados. Un ejemplo: Isla Mauricio. Si queréis saber más sobre este destino, así como todo lo que necesitáis saber para trabajar allí, os lo contamos en este artículo.

trabajar en el extranjero

Trabajar en el extranjero, ¿por qué Isla Mauricio?

Isla Mauricio es un destino ideal para aquellos que, además de desarrollar su carrera profesional, quieren tener la experiencia real de interculturalidad. Esta antigua colonia británica es un país en el que conviven la cultura occidental, la china, la india y la criolla en el día a día. Aunque lo que normalmente se conoce de Mauricio sea el clima tropical y los parajes paradisíacos, la cultura y su gente también tienen mucho que aportar. Además, al gobierno de Mauricio le interesa atraer trabajadores extranjeros, sobre todo del sector hotelero, de educación y relaciones internacionales.

trabajar en el extranjero

 

Pasemos a lo práctico: ¿qué se gana allí?

Según la página web Salary Explorer, esto es lo que ganan al mes las siguientes profesiones:

  • La media en el sector sanitario: 32000 rupias mauricianas (851,87 €)
  • En el sector farmacológico: 28000 Rp (745,39 €)
  • En la docencia: 60000 Rp (1.597,27 €)
  • Juristas: 83056 Rp (2.211,04 €)
  • Arquitectura: 90000 Rp (2.395,90 €)
  • Ingeniería: 43600 Rp (1.160,68 €)
  • Telecomunicaciones: 77056 Rp (2.051,31 €)
  • Recursos Humanos: 81361 Rp (2.165,92 €)

Puede que a primera vista estos salarios parezcan bajos. Sin embargo, hay que tener en cuenta de que los gastos diarios y de alquiler son más bajos que en España (7.31% y 32.41% respectivamente). El gasto medio al mes, incluyendo ir de restaurantes y de compras, es de 117,90 €. Si vais a la página Numbeo podréis ver de forma detallada todos los gastos (con la ayuda de este convertidor de divisas).

Otro dato de interés es que la tasa de empleo en julio de 2016 es de un 92,5%. Además Mauricio está actualmente experimentando un gran crecimiento económico.

Documentación necesaria y su traducción jurada

Vale, pasemos al lío. Como en todos los ámbitos de nuestra vida, para mudarse a Mauricio se necesita bastante papeleo. Para que te den el permiso de residencia se necesita un papel firmado por tu empleador, por lo que necesitas tener un trabajo.

Los primeros papeles que necesitamos traducidos para que nos contraten son:

  • Título universitario (con su traducción jurada).
  • Certificado de notas, depende de la empresa contratante (con su traducción jurada).
  • Currículum vitae (este no hace falta jurarlo).

Una vez contratados y con la carta de tu empleador necesitas:

  • Pasaporte
  • Cuatro fotos de carné recientes y en color
  • Certificado de nacimiento (traducción jurada al inglés o al francés)
  • Informe médico realizado en Mauricio o la traducción jurada del español
trabajar en el extranjero

Descarga aquí el archivo PDF

Consultar el precio y el plazo de la traducción jurada de tus documentos

Fuentes:

El español, ¿nace o se hace?

Muchas de las traducciones juradas que realizamos en Júramelo.es están destinadas a conseguir la nacionalidad, bien española o bien de otros países. Y en nuestra vocación de servicio público os vamos a explicar las diferentes opciones que hay para poder ser español con papeles, además de serlo de corazón.

El español de origen es como los de Bilbao: nace donde le da la gana. Un español es español (o puede conseguir esta nacionalidad muy fácilmente) siempre y cuando alguno de sus progenitores o incluso abuelos es o fue español. A esto se le llama ius sanguinis y es una práctica muy habitual en aquellos países con pasado colonizador como España, Francia o el Reino Unido.

También se cuenta con nacionalidad española por lo que se llama ius soli, o derecho de suelo. Se trata de algo más común en los países colonizados y reconoce la nacionalidad a los nacidos en ese territorio.

Así, serás una persona española «de origen» si:

  • Naces en España y al menos uno de tus padres ha nacido en España. Aquí se excluyen los hijos de diplomáticos.
  • Naces en España y tus padres son apátridas o la legislación de origen no te concede una nacionalidad.
  • Naces en España, no se sabe quiénes son tus padres y tu primer domicilio conocido está en España.
  • Si eres menor de 18 años y te adopta un español.

Os iremos explicando el resto de las formas en las que se puede obtener o reconocer la nacionalidad española en próximos artículos. Mientras tanto, os animamos a que nos contéis vuestras anécdotas, hagáis preguntas o compartáis lo que os apetezca.

Actualización: Este es un comentario que nos ha dejado Berna Wang en Facebook.

La clave (y que mucha gente no entiende, posiblemente porque ha visto muchas pelis estadounidenses) es que lo de la ley del suelo sólo se aplica en los casos que se mencionan en el post. Pero por el mero hecho de nacer en España, no eres español automáticamente. En España y en muchos países cuyas leyes derivan del derecho romano, lo que impera es la ley de la sangre: aunque nazcas aquí, tienes (automáticamente) la nacionalidad de tus padres. A diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos y otros países.

Aprendido en carne propia, que resulta que yo fui china hasta los 12 años o así y no lo supe hasta tiempo después, cuando fui a tramitar no recuerdo qué, porque nací aquí y estaba convencida de que, pero hasta que mis padres no juraron respetar los principios del Movimiento —lo juro— y les dieron la nacionalidad española, ni mis hermanos ni yo, nacidos en Madrid, adquirimos la nacionalidad.


Para tener toda la información al respecto de los trámites a seguir y documentos necesarios a presentar para conseguir la nacionalidad puedes visitar la web del Ministerio de Justicia. En Júramelo.es solo nos encargamos de facilitarte la traducción de los documentos. Esa es nuestra tarea y queremos centrarnos en hacerlo bien.

Imagen destacada de Ing Jorge bajo licencia CC

Leyendas urbanas sobre errores de traducción

En otro artículo ya te contamos algunos ejemplos contrastados en la historia de la traducción, cuyos errores o malinterpretaciones han provocado cambios importantes. Sin embargo, también hay muchas leyendas urbanas que pudieron haber seguido la misma tendencia.

Chocolate para todos

Hace 60 años en Japón, las empresas chocolateras querían fomentar el consumo de este producto durante San Valentín y, un supuesto error de traducción, indicó que había que devolver los regalos a la otra persona. El 14 de febrero las mujeres ofrecieron este dulce a sus parejas y el 14 de marzo los hombres hicieron lo propio. ¡En realidad supuso un gran éxito para las empresas chocolateras!

Mis mejores lascivias para el futuro

JimmyCarteronBicycle.jpgCuando en 1971 1977 el entonces presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, visitó Polonia en plena Guerra Fría y en un clima de tensión internacional, por lo que había que prestar suma atención y medir las palabras. En esta ocasión, el intérprete al que se contrató era ruso y apenas tenía unas nociones de polaco, lo cual explica que hiciera salir de la boca de Carter palabras como «mis mejores lascivias para el futuro» o «he abandonado Estados Unidos para siempre». Por suerte, los periodistas entendieron la situación y se lo tomaron a broma.

[Editado por Júramelo.es] ¡Caramba! Una parte falsa y una cierta. Según TIME, y Mental Floss lo que pasó fue que la persona que habían contratado como intérprete, Steven Seymour, era un respetado traductor de polaco. Esto quiere decir de textos escritos, con lo que la interpretación no se le daba muy bien (aunque parece que la cobró como tal: a 150 $ al día de entonces: si ajustamos por la inflación, 587 $ de hoy, unos 430 €).

Las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki

Este error de interpretación fue el que conllevó, con casi toda seguridad, las consecuencias más catastróficas y devastadoras para la humanidad. Durante la Segunda Guerra Mundial los Aliados exigieron a Japón que se rindiera y amenazaron con llevar a cabo una destrucción total en caso contrario. El país nipón contestó rápidamente con un «mokosatzu», que en japonés significa «sin comentarios». El fallo se produjo cuando Estados Unidos entendió «ignoramos y despreciamos el tema» y la reacción no se hizo esperar porque tan sólo unos días más tarde lanzaron las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki.

No hagas nada

En 2009, el banco HSBC lanzó una campaña multimillonaria bajo el lema «Assume Nothing», que se malinterpretó en varios países con un «No hagas nada».

Os enterraremos

El dirigente soviético Nikita Kruschev, en plena Guerra Fría, dijo «seguiremos por aquí cuando os entierren»; una frase de apoyo que reforzaba la alianza rusa. En cambio, le interpretaron algo más macabro: «os enterraremos». Este conflicto no se tomó a guasa y estuvo a punto de poner en jaque la crisis de los misiles cubanos.

Alta Edad Media

Quizá no te hayas percatado nunca, pero ¿no te parece extraño el término «Alta Edad Media»? En ese caso, ¿cuánto medía? Esta traducción proviene de un calco de la palabra alemana «alt», que significa «viejo» o «antiguo».. El término ya está completamente acuñado, pero debió de haberse llamado «Antigua Edad Media».

¿Conoces algún caso más? ¿Tienes fuentes sobre alguno de estos? Si es así no dudes en compartirlo con nosotros.

Errores históricos de traducción que la liaron

El famoso Traduttore traditore podría haber adquirido un sentido más amplio a través de algunos de los errores más famosos de la historia. Y no hablamos de simples malentendidos o de la pérdida de un matiz irrelevante. En este caso, hacemos referencia a hechos históricos que cambiaron el desarrollo de la historia o que simplemente se quedaron en meras anécdotas curiosas en comparación que lo pudo haber ocurrido.

La cornamenta de Moisés

Moisés-Michelangelo-SPV.jpg

Si has visto el Moisés que esculpió Miguel Ángel, seguramente te llame la atención un detalle que hay en la cabeza de este personaje bíblico. ¡Tiene un par de cuernos! ¿Por qué? Este hecho reside en un error de traducción; San Jerónimo fue el encargado de traducir la Biblia del hebreo al latín y confundió un término. En realidad reemplazó la palabra «karen», que significa cornudo, cuando debió utilizar «karan», que quiere decir radiante. Y este es el motivo por el que la estatua tiene una protuberancia ósea en la cabeza.

Intoxicación hospitalaria

Willie Ramírez era un paciente que acudió a un hospital de Florida. Sus amigos y familiares solamente hablaban español y cuando le explicaron al equipo médico lo ocurrido indicaron que probablemente fuera una intoxicación alimentaria. En el hospital interpretaron la palabra «intoxicado» por «intoxicated», que en inglés tiene connotaciones que aluden al estado de ebriedad, y le dieron un tratamiento que solamente habría sido efectivo en el caso de que el paciente hubiese ingerido drogas o alcohol. Como este tratamiento tenía la función de curar una sobredosis inexistente, la reacción que causó en su cuerpo fue terrible y Willie Rodríguez quedó tetrapléjico. Tras varias denuncias y juicios, la ley le dio la razón y obtuvo una indemnización de 71 millones de dólares por daños y perjuicios.

Videojuegos

En la popular saga noventera de Street Fighter, el traductor de japonés a inglés carecía de contexto y se inventó un nuevo jugador. Habló de un tal Sheng Long cuando en realidad tenía que haber mencionado a Rising Dragon Punch. En una época anterior a Internet, la imaginación de los chavales volaba por averiguar quién era ese nuevo personaje del videojuego.

Cojeras

En una clínica alemana se produjo otro error en el campo de la salud. 47 pacientes acudieron para implantarse unas prótesis, pero nadie se percató de las instrucciones que estaban redactadas en inglés. En ellas se leía «non modular cemented», que quiere decir que las prótesis no eran modulares y que debía aplicarse cemento, en cambio hicieron justo lo contrario y no usaron esta masa. Muchos de los pacientes afectados tuvieron que operarse de nuevo.

Si te han gustado estos curiosos casos, el viernes te traeremos los que se corresponden a leyendas urbanas.

Quítate el pijama, dijo

Galería

Esta galería contiene 8 fotos

Es famosa nuestra camiseta de Yo también traduzco en pijama, pero el mundo nos quiere hacer cambiar de idea. Un día, abriendo el correo, nos encontramos con esto titulado… Quítate el pijama ¿A ver…? Mientras estudiamos pensamos que trabajar desde … Sigue leyendo