Sistemas jurídicos diferentes, ¿sirve de algo la traducción jurada?

¡Pues claro! Los sistemas jurídicos son diferentes en todos los países y, aún así, realizamos traducciones juradas todos los días. A pesar de que pueda complicarse, sigue siendo posible realizar la traducción jurada de sus documentos. Si quieres saber de que tipo de complicaciones hablamos, sigue leyendo, te lo contamos.

«Barrera abierta...» Imagen de Astrid Alonso en Flickr

«Barrera abierta…» Imagen de Astrid Alonso en Flickr

Dificultades ante la divergencia de sistemas jurídicos

Una de las trabas de la traducción jurada es, por ejemplo, que un documento concreto no exista como tal en el país en el que se va a presentar. Algunos ejemplos de este tipo de textos son:

  • Autorización ante notario de los padres para contraer matrimonio frente a certificado de capacidad nupcial
  • Contrato o acuerdo de matrimonio frente a certificado o acta de matrimonio
  • Acta de repudio frente a demanda de divorcio
  • Licencia de matrimonio

Además, hay que tener en cuenta que los sistemas jurídicos se construyen a raíz de la cultura de cada país, por lo que es imposible que haya dos iguales. Esto influye también a la traducción jurada de sus documentos. Un hecho curioso que se ilustra en el artículo de Roberto Mayoral, es que en una partida de nacimiento paquistaní no incluye el nombre de la madre pero sí los datos relativos a la religión o casta.

Lo que pasa en estas situaciones, sobre todo con el aumento del número de migraciones, es que los países de origen se están modificando los documentos para que incluyan la información necesaria para el país de destino.

¡Cuánto papeleo! Imagen extraída de Pixabay

¡Cuánto papeleo! Imagen extraída de Pixabay

Otro aspecto que suele diferir entre sistemas legales son las «figuras jurídicas», es decir, aquellas realidades que forman parte del sistema de un país pero en otro no.

Podríamos enumerar una larga lista de diferencias, pero como ya os hemos hecho una idea de algunas de las más comunes, pero queda por resolver una cuestión: ¿qué suelen hacer los traductores cuando  pasa esto?

Tendrás que esperar al próximo artículo para saber la respuesta. En él, te contaremos qué solemos hacer los traductores para salvar estas diferencias y cuáles son los recursos que solemos utilizar. Mientras tanto, si necesitas una traducción jurada, en Júramelo te prestamos este servicio. Además de que puedes el pedirnos presupuesto de tu traducción jurada sin compromiso.

Consulta el precio de la traducción jurada de tu certificado de matrimonio

Fuentes:

 

¡ATENCIÓN! Hay que renovar el sello de traductor jurado en una semana

Como ya escribimos en su día, la Orden AEC/2125/2014 sobre el título de Traductor-Intérprete jurado introdujo una serie de cambios que modificaron algo más que el examen, como, por ejemplo, el formato del sello y del carné del traductor jurado.

El plazo que se estipuló para cambiar el sello era de dos años desde que la ley entrara en vigor (16 de noviembre de 2014), por lo que el lunes 15 de noviembre de 2016 es el último día.

«Deadline» Fecha límite

«Deadline»: fecha límite

Si aún no has cambiado el sello lo puedes hacer esta semana para poder seguir contando con un sello válido.

Formato del sello para las traducciones juradas

Modelo de sello

El sello deberá copiar este formato, tal cual. Un cambio importante para tener en cuenta con respecto al sello anterior es que ya no contiene datos de contacto. En su lugar, hay que incluir el número de Traductor-Intérprete jurado. Si no te lo sabes, se puede consultar buscando tu nombre en el listado del M.A.E.C. (el número aparece al lado).

Citamos la orden:

2. En el sello deberán figurar necesaria y exclusivamente, en castellano y sin adición de ninguna otra mención o símbolo, los siguientes datos:

a) Nombre y apellidos del Traductor/a-Intérprete Jurado/a.

b) Idioma o idiomas para cuya traducción e interpretación ha sido habilitado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

c) Número de Traductor/a-Intérprete Jurado/a.

Diseño del sello

Cuando vimos el modelo de sello, nos preguntamos si su diseño tenía que ser tan sobrio. Esto es lo que hemos podido averiguar al respecto:

  • Se recomienda que la tinta no sea negra (para que se distinga bien que la traducción es la original y no una fotocopia).
  • No se estipula el tipo de fuente: desde Júramelo te aconsejamos que utilices, si quieres, cualquier otra fuente, siempre que sea lo suficientemente formal (como para ponerlo en un documento que se entregará en algún organismo oficial) y ante todo legible.
  • Como máximo adorno, una orla lisa sin leyenda.
  • Hay que tener cuidado porque puede que la Oficina de Interpretación de Lenguas (la encargada de regularlo) lo rechace, como por ejemplo, si la forma es otra distinta a la rectangular.

En cuanto al tamaño no se detalla ninguna información. Podéis encontrar más detalles sobre él en la guía práctica que publicamos cuando la orden entró en vigor.

Formalización del sello ante el Ministerio de Asuntos Exteriores

Os preguntaréis cómo se notifica la la Oficina de Interpretación de Lenguas de que ya lo hemos renovado. ¡No hay que ir allí! ¡Calma! Vale con enviar un correo electrónico a esta dirección con el nuevo sello escaneado y los datos.

¡En un solo click!

¡En un solo click!

Recordatorio: renovación del carné de traductor jurado

El cambio en el formato del sello no fue la única innovación que estipuló la Orden de noviembre de 2014, también se ha cambiado el formato del carné. Te contamos todos los detalles aquí.

carnet_traductor_jurado

A partir del próximo 15 de noviembre quedarán tres años antes de que acabe el plazo. ¡Aún puedes evitar que te pase como con el sello!

En la sede electrónica del M.A.E.C. se encuentra toda la información necesaria para solicitar el nuevo carné. De todas formas, te informamos de que la tasa a pagar es de 6,12 € y se recomienda enviar el recibo a la Oficina de Interpretación de Lenguas por correo certificado a esta dirección:

OFICINA DE INTERPRETACIÓN DE LENGUAS MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES
Plaza de la Provincia 1
28012 – Madrid

Podemos recogerlo a la Delegación del Gobierno más cercana.

Esperamos que te haya resultado de utilidad este post ¡y recuerda que queda una semana!

Prisas. Imagen de Julián Contrera en Flickr

Prisas. Imagen de Julián Contrera en Flickr

Otras fuentes:

¿Cómo sé si necesito una traducción jurada?

Muchos clientes de Júramelo.es nos solicitan la traducción jurada de documentos que se presentarán en un juicio, ya sea por motivos relacionados con negocios internacionales, matrimonios, divorcios, la compra de propiedades o la ejecución de testamentos, entre otros casos.

De este modo, hemos decidido abordar esta cuestión puesto que no es sencilla y habitualmente es motivo de dudas entre nuestros clientes. Suelen ser los abogados los que se encargan de presentar en los juicios los documentos extranjeros que normalmente tienen que acompañar a una demanda. Cuando el asunto se convierte en litigio aparece entonces el problema de cómo manejar la documentación probatoria que se encuentra en diferentes idiomas.

Una nota previa: las diferencias entre una traducción jurada y una ordinaria

«Diferencia...» Fotografía de Daniel ANTRTK en Flickr

«Diferencia…»
Fotografía de Daniel ANTRTK en Flickr

Una traducción jurada se diferencia de la traducción normal o simple en que ofrece unas garantías en lo que se refiere a la fidelidad de su contenido. Del mismo modo que un documento notarial está avalado por la firma y el sello del notario, en el caso de este tipo de traducción, el traductor jurado acompaña la traducción de su sello oficial, de su firma y de una breve descripción. Se consigue así que las administraciones puedan asegurarse de que no se ha añadido ni eliminado información durante el proceso de traducción.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que no todos los traductores son jurados, de modo que se debe acudir a un profesional que haya sido nombrado Traductor/Intérprete Jurado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, como son todos los traductores de Juramelo.es

¿Cómo sé si necesito una traducción jurada o normal?

Generalmente se realiza una traducción jurada de los documentos que se vayan a presentar ante organismos oficiales que así lo requieran. No obstante, hay casos en los que no es totalmente necesario. El organismo receptor de la traducción suele ser el que determina si debe estar o no jurada. Otro aspecto importante es saber si el documento necesita llevar la Apostilla de La Haya antes de traducirlo.

Ante la duda, ¿qué hago?

Si no estás seguro de si necesitas o no una traducción jurada, pregunta en el organismo en el que debes realizar los trámites. Aún así, nunca está de más disponer de una por si acaso hiciera falta.

Y si quieres encargar la tuya:

FUENTES:

¡Ya se pueden certificar documentos con la apostilla de la Haya en Brasil!

La traducción jurada en Brasil es muito legal y mucho más sencilla que antes

Desde el 14 de agosto de este año 2016, Brasil pasó a formar parte de los países que han firmado el Convenio de la Haya. Este hecho facilitará el traslado de documentos en trámites legales (entre Brasil y cualquier otro país firmante de este convenio).

post-2-1

Celebramos que el convenio de la Haya llegue a Brasil

Brasil ha firmado el convenio de la Haya

Brasil empezará a aplicar el Convenio de La Haya, ¿esto qué significa?

Ni más ni menos que se suprime la exigencia de la legalización de los documentos públicos extranjeros. Hacer trámites con Brasil tenía todo un proceso antes, era un lío. Se hacía por vía diplomática, ¿qué más puedo decir? Por el contrario, el convenio de la Haya se encarga de facilitar los trámites administrativos entre países. Ahora, los documentos públicos que se intercambien entre España y Brasil se reconocerán con mucha más facilidad. Una traducción jurada hará que su validez sea completa.

Rompiendo las barreras de la burocracia

Antes:

La legalización de documentos era una tarea tediosa. Los pasos a llevar a cabo en Brasil, por ejemplo, incluían: el reconocimiento de la firma de la autoridad emisora del documento ante notario, la legalización por el Ministerio de Relaciones Internacionales de Brasil y la legalización por la embajada de España en Brasil. ¡Y en España, encima, era más complicado!

Ahora:

Basta con pedir la apostilla en la autoridad competente del país y adjuntarla al documento. La apostilla de la Haya es una especie de «pasaporte del documento», en el que se aclara que la persona que lo firma existe y está capacitada para ello.

En el caso de Brasil, el consejo nacional de justicia establece una serie de registros autorizados. En el de España, son diferentes según el tipo de documento en cuestión. La web del Ministerio de Justicia de España cuenta con el detalle de qué autoridades españolas apostillan cada tipo.

«A volar» Fotografía de Beatriz Pitarch en Flickr

«A volar» Fotografía de Beatriz Pitarch en Flickr

La importancia de convenios como el de la apostilla de la Haya

Los convenios internacionales permiten y facilitan que se creen relaciones entre países. Normalmente, estas relaciones hacen que los países se beneficien mutuamente y, por lo tanto, sus habitantes. Existen múltiples estándares internacionales (normas aplicadas en un conjunto de países). Por ejemplo, si te gusta viajar y no quieres facturar el equipaje, la medida de tu maleta de mano la ha estipulado la IATA.

Otro instrumento que sirve para acercar y mejorar las relaciones entre países es la traducción. Gracias a ella se salva la diferencia de idioma y consigue el entendimiento y la compresión mutua. En el caso de la traducción jurada, permite que los documentos tengan la misma validez en dos lugares donde se hablan idiomas diferentes.

«Fusión» Fotografía de Juan Falque en Flickr

«Fusión» Fotografía de Juan Falque en Flickr

Si este artículo ha conseguido darte ganas de irte a vivir a Brasil, no lo pienses más, pide presupuesto de tu título académico en nuestra web, ¡sin ningún tipo de compromiso!

Consulta precio: traducción título académico al portugués

¿Y si me dicen que mi traducción jurada no sirve?

Si necesitas una traducción jurada, probablemente es porque tengas un asunto legal entre manos que necesites resolver. Como ya sabréis, casi todo −si no todo− lo que tiene que ver con lo legal va de la mano de lo que llamamos «papeleo».

Papeleo

Si, como a mí, os causa pánico, lo último que desearíais sería tener algún problema, y menos aún si se lleva a cabo en el extranjero. Uno de los miedos que pueden rondar por vuestra cabeza es tener algún contratiempo con las traducciones que necesitáis.

¡Qué no cunda el pánico! En este post os contamos qué hace válida a una traducción jurada.

La validez de la traducción jurada en España

La traducción jurada dota de efecto legal a un documento escrito en un idioma extranjero (si lo presentamos en España, claro) ante un organismo oficial. Estas traducciones las realizan traductores-intérpretes jurados que han sido acreditados por la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores. Por lo tanto, las traducciones juradas que realicen serán documentos con validez oficial.

Formato

Sin embargo, para sean aceptadas como tal, es imprescindible que vaya acompañada del sello y firma del traductor-intérprete jurado. Además, deberá contener una certificación que acredite su carácter de traducción jurada. En el caso de que la certificación esté en una hoja aparte, no debería haber ningún problema si el papel es timbrado o si se indica una numeración.

Para que una traducción jurada sea válida se compondrá del texto traducido, la certificación firmada y sellada, así como una copia del original sellada y fechada.

Aquí podéis ver los ejemplos de certificado y sello que estipula el Boletín Oficial del Estado:

Modelo de certificado

Modelo de sello

En la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación hay un listado actualizado de los traductores jurados activos en España. Lo podéis consultar si queréis comprobar que vuestra traducción jurada la ha realizado un traductor-intérprete jurado oficial.

La validez de la traducción jurada en el extranjero

Voy a ir a este país y necesito presentar mi traducción jurada en tal institución, ¿la darán por buena?

Este tema no debería ser una fuente de preocupaciones innecesarias, ya que en los países con los que España mantiene una relación fluida —es decir, los países de la Unión Europea, los anglosajones y los países vecinos— se suelen aceptar las traducciones sin problema. De hecho, en casi seis años que estamos funcionando, hemos enviado muchas traducciones con ese fin y nunca nos han devuelto ninguna por motivos de este tipo.

De todas formas, os recomendamos que consultéis las dudas que os surjan en detalle con la persona y organización a la que se dirige. Aunque nosotros no hayamos tenido ningún contratiempo hasta ahora con instituciones ni organizaciones extranjeras, no hay ninguna norma universal que estipule qué tipo de traducciones juradas se aceptan o dónde. Normalmente, esto está sujeto a dos factores: los acuerdos entre países en cuestión y de lo que la organización en concreto acepte.

Aquí os dejamos una lista de preguntas que podéis plantear para presentar documentos en el extranjero:

  • ¿Necesitan que el documento original esté legalizado en algún consulado o embajada? ¿En cuál?
  • ¿Necesitan que la traducción sea jurada (certificada)?
  • ¿Valdría la certificación de un traductor jurado nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación español?
  • ¿Es preciso legalizar también la certificación de la traducción jurada (la firma y el sello del traductor)?

La validez de las traducciones juradas de Júramelo.es es idéntica a la del original ante la administración española

De todas maneras, nosotros os lo ponemos más fácil: en nuestra web Juramelo.es podéis pedir la traducción de cualquier documento legal que necesitéis. Nosotros la ponemos en manos de uno de nuestros 691 traductores jurados autorizados por el M.A.E.C.

¡Y en 48 horas puedes tener tu traducción certificada y sellada en casa!

Foto "Compra online" de Marcela Palma en Flickr

¡Y sin salir de casa! Foto “Compra online” de Marcela Palma en Flickr

Consulta precio y plazo de tu traducción jurada 

Fuentes:

¿Así voy bien para la traducción jurada? Mejor si no te falta nada.

¿Me podéis traducir solo esta parte? Pues tu documento a lo mejor no va bien así «para salir» y resolverte el trámite que necesites. Ya hemos dicho que es posible traducir prácticamente cualquier texto, hasta una lista de la compra, pero como traductor jurado prefiero traducir documentos completos. Aquí os explico el porqué.

La legislación vigente no obliga específicamente a traducir documentos completos, ni prohíbe traducir fragmentos. Sin embargo, hay varias claves que nos dirigen a una traducción del documento completo.

¿Voy bien para que me traduzcan?

¿Voy bien para que me traduzcan? Las imágenes vienen de aquí y de allá.

Don/Doña ……………………………………………………………………… (nombre y apellidos), Traductor/a-Intérprete Jurado/a de ………………………… (idioma) nombrado/a por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, certifica que la que antecede es traducción fiel y completa al ……………… (lengua de destino) de un documento redactado en ……………………… (lengua de origen).
En …………………………………… (lugar), a …………… (fecha).

  • En segundo lugar, cuesta bastante imaginar qué organismo, entidad, empresa u organización podrían aceptar un documento que no esté traducido por completo. Imaginemos media certificación académica, a la que le faltan notas, o bien una partida de nacimiento cuyo sello se encuentra al dorso, sin el cual puede carecer de validez. Imaginemos un contrato del que se han seleccionado tan solo algunas cláusulas. Se trata de documentos a los que les puede faltar información clave.
  • En tercer lugar, se evita tener que recurrir a otra traducción o a la traducción de un extracto adicional. He aquí un listado de los tipos de documentos que traducimos normalmente: la partida de nacimiento, un informe médico, una factura, una nómina, un certificado de matrimonio, documentos notariales y judiciales, un acta de defunción, un acta de divorcio, una certificación académica personal, un certificado de penales, un título universitario, un certificado de empadronamiento o contratos de distinto tipo. Basta con reflexionar un poco acerca de la naturaleza de estos documentos para darnos cuenta de que la información que contienen necesita ser traducida normalmente por completo, para conservar su valor.

En todo caso, siempre me gusta recordar lo siguiente:

Aceptar el encargo de una traducción jurada y cómo se realiza es potestad de quien la traduce, firma y sella. Se trata de la persona que va a declarar la validez de la versión traducida y jurada y que es responsable de la misma.

Si se rechaza la traducción jurada parcial en algún momento del trámite en el que se desea utilizar, debe pasar por la Oficina de interpretación de lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores, que decretará si es válida o nula (como podéis leer en el B.O.E. correspondiente).

Lo ideal para solicitar una traducción jurada es escanear bien y por completo el original, como te contábamos en otro artículo. Es posible que te ahorres bastantes quebraderos de cabeza, que facilites la traducción jurada y que te valga mejor para lo que la necesites.

¿Tienes alguna duda? ¿Alguna vez has solicitado o realizado una traducción jurada solamente de un fragmento? ¡Cuéntaselo todo a Júramelo!

Descubre cuánto cuesta traducir un certificado del francés

¿Lo necesitas ya? ¡Hazte tu propio presupuesto!

Hemos escuchado más de una vez:
«Necesito esta traducción lo antes posible».
«¿Cuánto tardáis en hacer esto?».
«¿Pero si cambian los documentos, qué precio es?».
«Por favor, necesito un presupuesto urgente».

Si de algo estamos orgullosos en Júramelo.es (traductores jurados aparte, para esos no hay baremo que lo mida) es de nuestra calculadora de presupuestos. Una herramienta que permite obtener, para casi veinte tipos de documentos comunes, un presupuesto y un plazo de entrega de la traducción jurada en solo un minuto.

Y esto es muy útil cuando tienes que solicitar un presupuesto para el que tienes cierta prisa un fin de semana o a las tres de la madrugada. Porque en Júramelo.es nos gusta dormir por las noches (bueno, sospechamos que a Pedro no tanto, pero no tenemos testigos de confianza) pero nuestra web no duerme: como Nueva York, vaya.

El caso, es que a veces nos llaman clientes con dudas o nos escriben un mensaje creyendo que nosotros vamos a ser más rápidos que la máquina. Os vamos a explicar cómo hacerlo más rápido:

  1. Pulsa este botón (como harías desde nuestra portada):
    Calcular precio
  2. Indica el tipo de tu primer documento, idiomas y país de destino (a la España peninsular, es de regalo).
  3. Pulsa el botón verde para que obtener el cálculo con entrega ordinaria o urgente.

Si necesitas más documentos, basta con pulsar el botón que aparecerá abajo a la izquierda.

¿No lo haces porque no sabes si tu documento encaja en una categoría determinada? Para eso publicamos esta guía con lo que se puede pedir en cada documento de los que proponemos.

Recuerda indicar apropiadamente el número de páginas así como las copias. Si estás de acuerdo con los precios y los plazos, bastará con que aceptes el presupuesto y cargues los documentos escaneados.

Y ya sabemos que es agosto y que algunas traducciones pueden esperar porque la administración pública está cerrada. A pesar de eso, no os recomendamos dejarlo todo para el último día.

¡Pide ya tu traducción jurada! No esperes a la última semana

Imagen destacada de Iker Cortabarría bajo licencia CC

Traducción jurada entre idiomas extranjeros

Durante el último mes hemos recibido las siguientes preguntas por parte de clientes:

¿Se puede realizar una traducción directa de francés a inglés?

¿Me podéis pasar un presupuesto para una traducción del italiano al rumano?

La respuesta corta sería no. La respuesta larga es algo más compleja y contiene un quizá.

Cuando el Ministerio de Asuntos Exteriores convoca los exámenes para traductor-intérprete jurado solo puede hacerlo para los pares de idiomas que incluyan el español. Lo mismo pasa con las instituciones que convocan las pruebas para los idiomas cooficiales (catalán, euskera y gallego).

Así que en España no hay ningún traductor-intérprete jurado oficial que trabaje entre un idioma extranjero y otro idioma extranjero. Es posible que encuentres traductores que hayan obtenido otras certificaciones que en otros países equivalgan a la traducción jurada.

¿Y si necesito una traducción jurada de un documento de este tipo?

Tienes dos opciones:

Opción 1. A esta la llamamos opción Carmen Sandiego.

Carmen-sandiego

Busca un traductor jurado en alguno de los países donde ese idioma sea oficial, hazle una oferta, negocia los precios, encuentra una mensajería decente y cruza los dedos. A veces no queda otra.

Opción 2. Traducción puente con Júramelo.es

En Júramelo.es podemos ofrecerte una traducción puente con el español de por medio. Esto quiere decir que te haremos dos traducciones: una hacia el español y otra del español al otro idioma.

Inconvenientes: dos traducciones suelen costar casi el doble y tardar casi el doble que una simple.

Ventajas: es rápido e indoloro gracias a nuestro sistema automatizado, y acabas con dos traducciones, lo cual te puede ser útil en otro momento.

Escríbenos y te mandaremos el presupuesto personalizado que mejor se amolde a tus documentos:

Imagenes destacada de Wikipedia y JD Hancock bajo licencia CC

¿Es posible jurar una traducción existente: cotejar, firmar y sellar?

¿Se podría jurar un texto que esté ya traducido? ¿Cuándo se hace? ¿Por qué? ¿Cómo? Se puede, pero ocurre en contadas ocasiones.

Habitualmente, como traductor jurado, parto de un texto original, que yo mismo traduzco, certifico, firmo y sello. Sin embargo, a veces nos preguntan si es posible jurar una traducción que ya está hecha.

correccion-de-documentos-texto

Os pongo un ejemplo concreto, de un cliente que nos preguntó lo siguiente:

Os escribo porque necesito enviar mis títulos y boletines de notas traducidos al francés para inscribirme en un máster y ciertas universidades francesas sólo aceptan documentos con un sello jurado. Como ya tengo las traducciones realizadas por un amigo traductor francés, me gustaría saber si podríais verificarlas y sellarlas si estimáis que la traducción es correcta (me gustaría conservar las traducciones que ya tengo).

Vaya por delante que la potestad de decidir si se jura una traducción existente es de la traductora jurada o el traductor jurado que vaya a certificar la traducción e imponer su firma y sello. Así, podéis preguntarnos sin problema, pero siempre tendremos que comprobar si nosotros o alguno de nuestros compañeros traductores jurados está dispuesto a hacerlo, y puede acabar costando lo mismo o más que hacerla de nuevo.

¿Qué hace falta?

Para que un traductor responda a esa pregunta necesita ver el texto original y la traducción. No todos los textos traducidos han sido creados iguales. En muchos casos, el criterio de traducción de la persona que dará la traducción por jurada es distinto que el de quien la tradujo. Otras veces, la traducción propuesta es de una calidad deficiente. En otros casos, es una traducción realizada con una herramienta automática, sin revisar ni afinar.

Como en todos los servicios, uno de los factores con los que medimos nuestro trabajo y esfuerzo es el tiempo. De este modo, si nos encontramos con un texto que nos llevará más tiempo revisarlo que traducirlo, es muy posible que nos neguemos a jurarlo. Alguno de nuestros compañeros tiene como política negarse a jurar traducciones ajenas. Y están en su completo derecho a hacerlo.

¿Cómo se hace?

En caso de que la traducción propuesta sea aceptada para ser jurada, primero hay que revisarla. La traducción jurada conlleva una responsabilidad. La manera de mantener esa responsabilidad es comprobando elemento por elemento que el contenido de la traducción propuesta se corresponde con el original presentado.

Según se van encontrando errores, omisiones o matices que mejorar, se van arreglando. De este modo, cuando hayamos terminado de revisar la traducción podremos certificarla y con tranquilidad.

Dicho esto, os recordamos que los traductores no somos de piedra y que podemos tener en cuenta las necesidades de una traducción, como os decíamos cuando nos preguntábais si podíamos hacer la tradución jurada de tal o cual manera.

Convocatoria de examen Traductor-Intérprete Jurado

El Ministerio de Asuntos Exteriores acaba de publicar la convocatoria de exámenes para la obtención del título de Traductor-Intérprete Jurado.

Se convocarán a partir del 16 de febrero y para las siguientes lenguas: albanés, alemán, árabe, armenio, bielorruso, búlgaro, estonio, finés, georgiano, griego, hebreo, húngaro, indonesio, italiano, japonés, latín, macedonio, neerlandés, persa, rumano, tailandés, turco, ucraniano y urdu.

No se convocan plazas para inglés, francés y portugués.

El examen consta de tres pruebas eliminatorias:

  1. Examen tipo test gramatical y terminológico.
  2. Tres traducciones de textos sin y con diccionario, todas ellas eliminatorias.
  3. Un examen oral de interpretación consecutiva.

Podéis ver la convocatoria completa en el BOE.

Animaos, que en Júramelo.es queremos ampliar nuestra oferta de idiomas de traducción jurada.