Fe de vida… ¿y eso qué es?

Para no perder las buenas costumbres, volvemos a hablar de los documentos que traducimos y de su traducción jurada. El documento elegido esta vez es el certificado de fe de vida. Destapamos los misterios de este certificado para que tengáis toda la información que necesitáis, tanto si solamente vais a solicitar este certificado, como si también necesitáis su traducción jurada. Ya veréis que no es tan complicado. ¡Empezamos!

«Acreditar» vida. Imagen de Pixabay.

Certificado de fe de vida

El certificado de fe de vida y estado es un documento que acredita que una persona está viva. También indica su estado civil. De esto se encarga el Encargado del Registro Civil una vez que la persona interesada se haya presentado allí. Del mismo modo, se puede acreditar con declaración jurada o si se afirma ante notario.

Ante notario. Imagen de Pixabay.

¿Cómo se solicita?

Este tipo de documento solo se puede solicitar de forma presencial. Se rellena el impreso y ya está. Lo puede rellenar la persona interesada pero también un trabajador o trabajadora social.

Bueno, puede que esta no sea la única manera de presentarlo. En los registros que NO estén informatizados sí hay que completarlo a mano. Sin embargo, sí que hay algunos registros algo informatizados. En ellos, se puede rellenar el certificado en la aplicación INFOREG. Se entra en la casilla de estado civil y se imprime (en los folios específicos de las certificaciones informatizadas).

¿Y para qué sirve?

Pasamos a lo práctico. La primera utilidad es que muchos organismos pueden exigirlo (ya sean oficiales o privados). Por tanto, si lo piden, no hay más remedio que solicitarlo, ¿no?

Otras utilidades son:

  • Cobrar pensiones de viudedad
  • Matrimonios civiles
  • Acreditar soltería, viudez o divorcio para subvenciones de vivienda
  • Demostrar estado civil (para otros usos)

Como veis, parece ser que este documento es bastante útil. Ahora falta solucionar otro problema, ¿y si necesitamos presentarlo en el extranjero? ¿Y si mi certificado de fe de vida está en otro idioma distinto del español? Seguid leyendo.

El ciclo de vida. Imagen de Pixabay.

La traducción jurada de los certificados de fe de vida

¡Aquí estamos nosotros! No hay que olvidar que un certificado de fe de vida es un documento oficial. Con lo cual, su traducción, debe ser una traducción jurada.

Así que ya sabéis lo que tenéis que hacer si necesitáis traducir vuestro certificado de fe de vida. Además, podéis contactar con nosotros, Júramelo. Si aún estáis barajando opciones, no os preocupéis, podéis consultar el precio y el plazo de la traducción jurada del certificado de fe de vida ¡sin compromiso!

Pulsa a continuación para ver el precio y el plazo al instante:

Consultar el precio y el plazo de la traducción jurada del certificado de fe de vida

Fuentes:

 

 

Trabajar en el extranjero: Isla Mauricio

Empezamos a escribir sobre trabajar en el extranjero a principios de 2016 y hemos decidido seguir. Arriesgándonos. Ya os hemos contado todo lo que necesitabais saber para trabajar en Irlanda, Reino Unido, Canadá, Estados Unidos, Australia… Países muy conocidos y destino de muchas de las personas que salen de nuestro país. Sin embargo, hay muchísimos más destinos e infinidad de oportunidades en el mundo. También en los lugares más insospechados. Un ejemplo: Isla Mauricio. Si queréis saber más sobre este destino, así como todo lo que necesitáis saber para trabajar allí, os lo contamos en este artículo.

trabajar en el extranjero

Trabajar en el extranjero, ¿por qué Isla Mauricio?

Isla Mauricio es un destino ideal para aquellos que, además de desarrollar su carrera profesional, quieren tener la experiencia real de interculturalidad. Esta antigua colonia británica es un país en el que conviven la cultura occidental, la china, la india y la criolla en el día a día. Aunque lo que normalmente se conoce de Mauricio sea el clima tropical y los parajes paradisíacos, la cultura y su gente también tienen mucho que aportar. Además, al gobierno de Mauricio le interesa atraer trabajadores extranjeros, sobre todo del sector hotelero, de educación y relaciones internacionales.

trabajar en el extranjero

 

Pasemos a lo práctico: ¿qué se gana allí?

Según la página web Salary Explorer, esto es lo que ganan al mes las siguientes profesiones:

  • La media en el sector sanitario: 32000 rupias mauricianas (851,87 €)
  • En el sector farmacológico: 28000 Rp (745,39 €)
  • En la docencia: 60000 Rp (1.597,27 €)
  • Juristas: 83056 Rp (2.211,04 €)
  • Arquitectura: 90000 Rp (2.395,90 €)
  • Ingeniería: 43600 Rp (1.160,68 €)
  • Telecomunicaciones: 77056 Rp (2.051,31 €)
  • Recursos Humanos: 81361 Rp (2.165,92 €)

Puede que a primera vista estos salarios parezcan bajos. Sin embargo, hay que tener en cuenta de que los gastos diarios y de alquiler son más bajos que en España (7.31% y 32.41% respectivamente). El gasto medio al mes, incluyendo ir de restaurantes y de compras, es de 117,90 €. Si vais a la página Numbeo podréis ver de forma detallada todos los gastos (con la ayuda de este convertidor de divisas).

Otro dato de interés es que la tasa de empleo en julio de 2016 es de un 92,5%. Además Mauricio está actualmente experimentando un gran crecimiento económico.

Documentación necesaria y su traducción jurada

Vale, pasemos al lío. Como en todos los ámbitos de nuestra vida, para mudarse a Mauricio se necesita bastante papeleo. Para que te den el permiso de residencia se necesita un papel firmado por tu empleador, por lo que necesitas tener un trabajo.

Los primeros papeles que necesitamos traducidos para que nos contraten son:

  • Título universitario (con su traducción jurada).
  • Certificado de notas, depende de la empresa contratante (con su traducción jurada).
  • Currículum vitae (este no hace falta jurarlo).

Una vez contratados y con la carta de tu empleador necesitas:

  • Pasaporte
  • Cuatro fotos de carné recientes y en color
  • Certificado de nacimiento (traducción jurada al inglés o al francés)
  • Informe médico realizado en Mauricio o la traducción jurada del español
trabajar en el extranjero

Descarga aquí el archivo PDF

Consultar el precio y el plazo de la traducción jurada de tus documentos

Fuentes:

Los secretos de los documentos escaneados

Si tuviésemos que ponerle nombre a la época en la que vivimos actualmente, probablemente la llamaríamos la Era de las Nuevas Tecnologías. En Júramelo intentamos adecuarnos y adaptarnos a esta era lo máximo posible. De hecho, para hacer las traducciones juradas, solo necesitamos que nos envíen los documentos escaneados. Ya no se necesita tener el papel original en mano. Si hay personas que todavía recelen de este método, os contamos por qué lo hacemos, qué lo hace seguro y también, para los curiosos, cómo se puede hacer.

La magia de las nuevas tecnologías. Imagen de Pixabay

La magia de las nuevas tecnologías. Imagen de Pixabay

Documento escaneado VS documento en papel

Hace ya un tiempo hablamos de la «seguridad» traducir un documento escaneado en vez de uno en papel. Se puede pensar que es más fácil falsificar un documento escaneado que uno en papel, pero eso no es así. Como ya dijimos en su día, hay documentos electrónicos que son más difíciles de falsificar que uno en papel. A nivel de legalidad, tampoco hay ninguna regulación que estipule que solo se puedan traducir los documentos desde la versión en papel.

Un trabajo más ágil

Recibir el documento en versión electrónica aligera muchísimo el proceso de traducción, además de las ventajas que aporta. Por ejemplo, tenemos el «original» en el mismo formato en el que realizaremos la traducción. Lo que puede parecer una tontería, pero no lo es. Es mucho más cómodo, rápido y eficaz.

Así da gusto trabajar. Imagen de Pixabay

Así da gusto trabajar. Imagen de Pixabay

¿Cómo?

Lo decíamos al principio, las tecnologías no paran de evolucionar y cada vez hay más herramientas o recursos que se pueden utilizar para agilizar el trabajo. La más convencional, que puede que conozcáis ya la mayoría, es dividir la pantalla del ordenador en dos, así:

documentos escaneados

¿Cómo se hace automáticamente? Tecleamos, al mismo tiempo, la tecla de inicio ( Win) más la flecha izquierda o la derecha, dependiendo del lado en el que queramos colocar la ventana.

Otra cosa que se puede hacer, es pasar el documento escaneado a Word, con lo que podemos realizar la traducción jurada ahí mismo. Hay un programa (Wondershare PDFelement) que convierte todos los elementos de un documento escaneado en PDF a Word. Una vez que te lo descargas, abres ahí el documento escaneado correspondiente y seleccionas «convertir PDF». Después pulsamos en «Habilitar OCR», seleccionamos Word como formato de salida ¡y listo!

Gracias a estas herramientas, los traductores jurados pueden realizar su labor mejor, ya que se puede ir directamente al grano y centrarse en lo más importante: el contenido del documento.

Esperamos que este artículo os haya resultado útil y, si necesitas una traducción jurada, no dudéis en contactar con nosotros. Puedes pedir las copias que quieras y ¡también en PDF!

Fuentes:

Sistemas jurídicos diferentes, ¿cómo se realiza la traducción jurada?

¡Lo prometido es deuda! En el artículo anterior te contamos qué dificultades se suelen encontrar en la traducción jurada cuando los sistemas jurídicos de dos países son muy diferentes. Pero, ¿cómo lo hacemos?, ¿se adapta nuestro documento al sistema legal del país al que lo presentamos?, ¿se mantiene tal cual y esperamos a que la autoridad que lo recibe lo acepte? Si sigues leyendo, te resolveremos estas dudas y otras que puede que ya te hayas planteado.

Soluciones para la traducción jurada en casos de divergencia legal

Soluciones. Imagen extraída de Pixabay

Soluciones. Imagen extraída de Pixabay

Aclaraciones

Uno de los recursos que más se utilizan es añadir una explicación de algo que puede que el lector no entienda o sepa entre corchetes. Algunos ejemplos concretos son:
  • el origen de los topónimos
  • la procedencia de poblaciones
  • los números de identificación de servicios públicos o identidad

Los que leerán el documento en el país de origen no tienen por qué conocer la información anterior. De esta manera, se pueden evitar malentendidos y la lectura del texto se hace más fácil .

También se suele añadir información entre corchetes de los siguientes aspectos de los textos, como bien indica Francisco Javier Casas:
  • Firmas ilegibles de los encargados del Registro Civil
  • Sellos de las instituciones a las que pertenecen

Adaptaciones

Puede que penséis que la traducción jurada no se puede adaptar porque, al fin y al cabo, es un documento oficial. Sin embargo, los traductores, muchas veces, también hacen la función de asesores jurídicos.
¿Esto quiere decir? Que, aunque el lector final de la traducción jurada sea un experto en la materia, probablemente no esté familiarizado con el sistema jurídico del que procede el documento. Puesto que la función del traductor jurado es facilitar la comprensión, este recurso se utiliza a menudo. De esta manera, creará un texto equivalente, que mantendrá la «esencia» del original y salvará las diferencias con el sistema jurídico de origen.
«Mimetismo» Imagen de Carlos Alberto Novelino de Amorim en Flickr

«Mimetismo» Imagen de Carlos Alberto Novelino de Amorim en Flickr

Formato

Hay otros datos que aparecen en los documentos oficiales que, a primera vista, parece que no necesitan traducción. Estos datos son: los nombres propios, la fecha o la dirección postal.

Es verdad que lo que se dice traducir no se traducen, pero en algunos casos si es necesario adaptarlos. Con el nombre propio nos referimos al orden de nombre y apellidos. Estos se colocarán según la forma que adquieren habitualmente en documentos similares el el país de destino. Otra cuestión es el número de apellidos, que también puede ser un poco problemático. Tanto que, como me contó una profesora mía, en E.E.U.U. detuvieron a un hombre por darle un nombre falso a la policía ¡y resulta que simplemente le había dicho su primer apellido! Calma, esto es solo un caso aislado, pero ha ejemplificado muy bien esta situación, ¿verdad?

En cuanto a la fecha, según el país donde se reciba la traducción, deba cambiarse el orden y, en vez de presentar el formato dd/mm/aaaa, se exprese de la siguiente manera: mm/dd/aaaa. Lo mismo pasa con el orden de los datos que aparecen en la dirección postal.

Preparación del documento original

En ciertos casos, sabiendo las diferencias que existen entre los distintos países, se puede redactar el original teniéndolas en cuenta. Si queréis saber a qué nos referimos, tenemos un ejemplo claro en un artículo sobre la traducción jurada del poder notarial ruso.

Por hoy, esto es todo. Esperamos que este artículo os haya resultado de utilidad y, si por casualidad, necesitas una traducción jurada, en Júramelo te prestamos este servicio. Además de que puedes el pedirnos presupuesto de tu traducción jurada sin compromiso.

Consulta el precio de la traducción jurada

Fuentes:

¡Ya se pueden certificar documentos con la apostilla de la Haya en Brasil!

La traducción jurada en Brasil es muito legal y mucho más sencilla que antes

Desde el 14 de agosto de este año 2016, Brasil pasó a formar parte de los países que han firmado el Convenio de la Haya. Este hecho facilitará el traslado de documentos en trámites legales (entre Brasil y cualquier otro país firmante de este convenio).

post-2-1

Celebramos que el convenio de la Haya llegue a Brasil

Brasil ha firmado el convenio de la Haya

Brasil empezará a aplicar el Convenio de La Haya, ¿esto qué significa?

Ni más ni menos que se suprime la exigencia de la legalización de los documentos públicos extranjeros. Hacer trámites con Brasil tenía todo un proceso antes, era un lío. Se hacía por vía diplomática, ¿qué más puedo decir? Por el contrario, el convenio de la Haya se encarga de facilitar los trámites administrativos entre países. Ahora, los documentos públicos que se intercambien entre España y Brasil se reconocerán con mucha más facilidad. Una traducción jurada hará que su validez sea completa.

Rompiendo las barreras de la burocracia

Antes:

La legalización de documentos era una tarea tediosa. Los pasos a llevar a cabo en Brasil, por ejemplo, incluían: el reconocimiento de la firma de la autoridad emisora del documento ante notario, la legalización por el Ministerio de Relaciones Internacionales de Brasil y la legalización por la embajada de España en Brasil. ¡Y en España, encima, era más complicado!

Ahora:

Basta con pedir la apostilla en la autoridad competente del país y adjuntarla al documento. La apostilla de la Haya es una especie de «pasaporte del documento», en el que se aclara que la persona que lo firma existe y está capacitada para ello.

En el caso de Brasil, el consejo nacional de justicia establece una serie de registros autorizados. En el de España, son diferentes según el tipo de documento en cuestión. La web del Ministerio de Justicia de España cuenta con el detalle de qué autoridades españolas apostillan cada tipo.

«A volar» Fotografía de Beatriz Pitarch en Flickr

«A volar» Fotografía de Beatriz Pitarch en Flickr

La importancia de convenios como el de la apostilla de la Haya

Los convenios internacionales permiten y facilitan que se creen relaciones entre países. Normalmente, estas relaciones hacen que los países se beneficien mutuamente y, por lo tanto, sus habitantes. Existen múltiples estándares internacionales (normas aplicadas en un conjunto de países). Por ejemplo, si te gusta viajar y no quieres facturar el equipaje, la medida de tu maleta de mano la ha estipulado la IATA.

Otro instrumento que sirve para acercar y mejorar las relaciones entre países es la traducción. Gracias a ella se salva la diferencia de idioma y consigue el entendimiento y la compresión mutua. En el caso de la traducción jurada, permite que los documentos tengan la misma validez en dos lugares donde se hablan idiomas diferentes.

«Fusión» Fotografía de Juan Falque en Flickr

«Fusión» Fotografía de Juan Falque en Flickr

Si este artículo ha conseguido darte ganas de irte a vivir a Brasil, no lo pienses más, pide presupuesto de tu título académico en nuestra web, ¡sin ningún tipo de compromiso!

Consulta precio: traducción título académico al portugués

Leyendas urbanas sobre errores de traducción

En otro artículo ya te contamos algunos ejemplos contrastados en la historia de la traducción, cuyos errores o malinterpretaciones han provocado cambios importantes. Sin embargo, también hay muchas leyendas urbanas que pudieron haber seguido la misma tendencia.

Chocolate para todos

Hace 60 años en Japón, las empresas chocolateras querían fomentar el consumo de este producto durante San Valentín y, un supuesto error de traducción, indicó que había que devolver los regalos a la otra persona. El 14 de febrero las mujeres ofrecieron este dulce a sus parejas y el 14 de marzo los hombres hicieron lo propio. ¡En realidad supuso un gran éxito para las empresas chocolateras!

Mis mejores lascivias para el futuro

JimmyCarteronBicycle.jpgCuando en 1971 1977 el entonces presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, visitó Polonia en plena Guerra Fría y en un clima de tensión internacional, por lo que había que prestar suma atención y medir las palabras. En esta ocasión, el intérprete al que se contrató era ruso y apenas tenía unas nociones de polaco, lo cual explica que hiciera salir de la boca de Carter palabras como «mis mejores lascivias para el futuro» o «he abandonado Estados Unidos para siempre». Por suerte, los periodistas entendieron la situación y se lo tomaron a broma.

[Editado por Júramelo.es] ¡Caramba! Una parte falsa y una cierta. Según TIME, y Mental Floss lo que pasó fue que la persona que habían contratado como intérprete, Steven Seymour, era un respetado traductor de polaco. Esto quiere decir de textos escritos, con lo que la interpretación no se le daba muy bien (aunque parece que la cobró como tal: a 150 $ al día de entonces: si ajustamos por la inflación, 587 $ de hoy, unos 430 €).

Las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki

Este error de interpretación fue el que conllevó, con casi toda seguridad, las consecuencias más catastróficas y devastadoras para la humanidad. Durante la Segunda Guerra Mundial los Aliados exigieron a Japón que se rindiera y amenazaron con llevar a cabo una destrucción total en caso contrario. El país nipón contestó rápidamente con un «mokosatzu», que en japonés significa «sin comentarios». El fallo se produjo cuando Estados Unidos entendió «ignoramos y despreciamos el tema» y la reacción no se hizo esperar porque tan sólo unos días más tarde lanzaron las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki.

No hagas nada

En 2009, el banco HSBC lanzó una campaña multimillonaria bajo el lema «Assume Nothing», que se malinterpretó en varios países con un «No hagas nada».

Os enterraremos

El dirigente soviético Nikita Kruschev, en plena Guerra Fría, dijo «seguiremos por aquí cuando os entierren»; una frase de apoyo que reforzaba la alianza rusa. En cambio, le interpretaron algo más macabro: «os enterraremos». Este conflicto no se tomó a guasa y estuvo a punto de poner en jaque la crisis de los misiles cubanos.

Alta Edad Media

Quizá no te hayas percatado nunca, pero ¿no te parece extraño el término «Alta Edad Media»? En ese caso, ¿cuánto medía? Esta traducción proviene de un calco de la palabra alemana «alt», que significa «viejo» o «antiguo».. El término ya está completamente acuñado, pero debió de haberse llamado «Antigua Edad Media».

¿Conoces algún caso más? ¿Tienes fuentes sobre alguno de estos? Si es así no dudes en compartirlo con nosotros.

Errores históricos de traducción que la liaron

El famoso Traduttore traditore podría haber adquirido un sentido más amplio a través de algunos de los errores más famosos de la historia. Y no hablamos de simples malentendidos o de la pérdida de un matiz irrelevante. En este caso, hacemos referencia a hechos históricos que cambiaron el desarrollo de la historia o que simplemente se quedaron en meras anécdotas curiosas en comparación que lo pudo haber ocurrido.

La cornamenta de Moisés

Moisés-Michelangelo-SPV.jpg

Si has visto el Moisés que esculpió Miguel Ángel, seguramente te llame la atención un detalle que hay en la cabeza de este personaje bíblico. ¡Tiene un par de cuernos! ¿Por qué? Este hecho reside en un error de traducción; San Jerónimo fue el encargado de traducir la Biblia del hebreo al latín y confundió un término. En realidad reemplazó la palabra «karen», que significa cornudo, cuando debió utilizar «karan», que quiere decir radiante. Y este es el motivo por el que la estatua tiene una protuberancia ósea en la cabeza.

Intoxicación hospitalaria

Willie Ramírez era un paciente que acudió a un hospital de Florida. Sus amigos y familiares solamente hablaban español y cuando le explicaron al equipo médico lo ocurrido indicaron que probablemente fuera una intoxicación alimentaria. En el hospital interpretaron la palabra «intoxicado» por «intoxicated», que en inglés tiene connotaciones que aluden al estado de ebriedad, y le dieron un tratamiento que solamente habría sido efectivo en el caso de que el paciente hubiese ingerido drogas o alcohol. Como este tratamiento tenía la función de curar una sobredosis inexistente, la reacción que causó en su cuerpo fue terrible y Willie Rodríguez quedó tetrapléjico. Tras varias denuncias y juicios, la ley le dio la razón y obtuvo una indemnización de 71 millones de dólares por daños y perjuicios.

Videojuegos

En la popular saga noventera de Street Fighter, el traductor de japonés a inglés carecía de contexto y se inventó un nuevo jugador. Habló de un tal Sheng Long cuando en realidad tenía que haber mencionado a Rising Dragon Punch. En una época anterior a Internet, la imaginación de los chavales volaba por averiguar quién era ese nuevo personaje del videojuego.

Cojeras

En una clínica alemana se produjo otro error en el campo de la salud. 47 pacientes acudieron para implantarse unas prótesis, pero nadie se percató de las instrucciones que estaban redactadas en inglés. En ellas se leía «non modular cemented», que quiere decir que las prótesis no eran modulares y que debía aplicarse cemento, en cambio hicieron justo lo contrario y no usaron esta masa. Muchos de los pacientes afectados tuvieron que operarse de nuevo.

Si te han gustado estos curiosos casos, el viernes te traeremos los que se corresponden a leyendas urbanas.