Fe de vida… ¿y eso qué es?

Para no perder las buenas costumbres, volvemos a hablar de los documentos que traducimos y de su traducción jurada. El documento elegido esta vez es el certificado de fe de vida. Destapamos los misterios de este certificado para que tengáis toda la información que necesitáis, tanto si solamente vais a solicitar este certificado, como si también necesitáis su traducción jurada. Ya veréis que no es tan complicado. ¡Empezamos!

«Acreditar» vida. Imagen de Pixabay.

Certificado de fe de vida

El certificado de fe de vida y estado es un documento que acredita que una persona está viva. También indica su estado civil. De esto se encarga el Encargado del Registro Civil una vez que la persona interesada se haya presentado allí. Del mismo modo, se puede acreditar con declaración jurada o si se afirma ante notario.

Ante notario. Imagen de Pixabay.

¿Cómo se solicita?

Este tipo de documento solo se puede solicitar de forma presencial. Se rellena el impreso y ya está. Lo puede rellenar la persona interesada pero también un trabajador o trabajadora social.

Bueno, puede que esta no sea la única manera de presentarlo. En los registros que NO estén informatizados sí hay que completarlo a mano. Sin embargo, sí que hay algunos registros algo informatizados. En ellos, se puede rellenar el certificado en la aplicación INFOREG. Se entra en la casilla de estado civil y se imprime (en los folios específicos de las certificaciones informatizadas).

¿Y para qué sirve?

Pasamos a lo práctico. La primera utilidad es que muchos organismos pueden exigirlo (ya sean oficiales o privados). Por tanto, si lo piden, no hay más remedio que solicitarlo, ¿no?

Otras utilidades son:

  • Cobrar pensiones de viudedad
  • Matrimonios civiles
  • Acreditar soltería, viudez o divorcio para subvenciones de vivienda
  • Demostrar estado civil (para otros usos)

Como veis, parece ser que este documento es bastante útil. Ahora falta solucionar otro problema, ¿y si necesitamos presentarlo en el extranjero? ¿Y si mi certificado de fe de vida está en otro idioma distinto del español? Seguid leyendo.

El ciclo de vida. Imagen de Pixabay.

La traducción jurada de los certificados de fe de vida

¡Aquí estamos nosotros! No hay que olvidar que un certificado de fe de vida es un documento oficial. Con lo cual, su traducción, debe ser una traducción jurada.

Así que ya sabéis lo que tenéis que hacer si necesitáis traducir vuestro certificado de fe de vida. Además, podéis contactar con nosotros, Júramelo. Si aún estáis barajando opciones, no os preocupéis, podéis consultar el precio y el plazo de la traducción jurada del certificado de fe de vida ¡sin compromiso!

Pulsa a continuación para ver el precio y el plazo al instante:

Consultar el precio y el plazo de la traducción jurada del certificado de fe de vida

Fuentes:

 

 

Traducción del informe médico… ¿jurada?

Todo el mundo se puede imaginar lo que es este documento y para lo que puede servir. Lo que es un poco más difícil de visualizar es para qué necesitaríamos la traducción del informe médico… encima con una traducción jurada. Por eso mismo hemos decidido hablar de esto y contaros algunos detalles sobre el informe médico y su traducción. Esperamos que este artículo os pueda servir de ayuda.

El informe del médico. Imagen de Pixabay.

El informe del médico. Imagen de Pixabay.

¿Qué es un informe médico?

Empezamos por lo aparentemente más sencillo. El informe médico es un documento emitido por un médico que certifica los hallazgos que ha obtenido tras haber evaluado a un paciente.

¿Qué información contiene?

Es un documento bastante completo y contiene toda la información correspondiente a la salud del paciente:

  1. Datos personales del paciente
  2. Número de historia
  3. Motivo de consulta
  4. Enfermedad actual
  5. Antecedentes
  6. Hábitos
  7. Examen funcional
  8. Examen físico
  9. Diagnóstico
  10. Estudios complementarios
  11. Tratamiento
  12. Recomendaciones

¿Para qué sirve?

Pues, como hemos podido comprobar anteriormente, sirve para dejar constancia de la salud o enfermedad de una persona. Se suele necesitar para poder hacer uso de determinados servicios o beneficios, o para poder acreditar ciertas situaciones. Unos ejemplos son el estado psíquico o aptitud deportiva.

Además, en caso de la muerte por enfermedad de una persona, sería un complemento del certificado de defunción. En este caso, la estructura del informe medico variaría un poco, ya que se añade la causa de defunción.

traducción del informe médico

La traducción del informe médico: jurada

Pasamos al tema que, a nosotros, nos afecta más. ¿Porque la traducción del informe médico es una jurada? Pues, en primer lugar, porque es un documento determinado por normas legales. A los ciudadanos se les puede exigir presentar este informe en ciertas situaciones, como las que ya hemos visto anteriormente. Aunque lo escriba un médico, está relacionado con el ámbito legal. Por eso necesita una traducción jurada.

La otra razón por la que la traducción del informe médico debe ser jurada es por la parte que se refiere a la defunción del paciente. Esto haría del informe un documento médico-legal obligatorio,  exigido por la Ley del Registro Civil.

Por estos motivos, si se tiene que presentar un informe médico en el extranjero, o si está en otro idioma distinto al español, se tendrá que realizar la traducción jurada, debido sus implicaciones legales.

Una curiosidad que pensamos que os interesará es la de utilizar el informe médico al viajar. Resulta que si viajas al extranjero con una medicación específica, necesitas llevar contigo el informe médico que acredita que la debes tomar. Si tienes un contratiempo en una aduana extranjera a causa de tu medicación, sería conveniente llevar el informe traducido y, así, todo solucionado.

Ya no hay obstáculos para los medicamentos. Imagen de Pixabay.

Ya no hay obstáculos para los medicamentos. Imagen de Pixabay.

¿Necesitáis la traducción jurada de vuestro informe médico? No hay problema: pulsad aquí:

Consultar el precio y el plazo de la traducción jurada del informe médico en Júramelo

Fuentes:

Aumenta el número de denegaciones de nacionalidad española

Hace unos días, la página web Parainmigrantes publicó un artículo sobre la denegación de ─muchos─ expedientes de nacionalidad pendientes desde 2014.  Con todo lo que está pasando en el mundo en este momento, sobre todo lo relativo a las crisis humanitarias e inmigración, nos hemos decidido a hablar al respecto, ya que, como traductores jurados, de cierta manera, ayudamos a que los papeles que se deben presentar en tal expediente esté en regla (con la traducción jurada de algunos documentos).

Prohibido pasar. Imagen de Pixabay.

Prohibido pasar. Imagen de Pixabay.

¿Qué está pasando?

A veces parece que la humanidad no tenga fe en sí misma y en su capacidad de convivencia. Una de las razones es que aparecen cada vez más mensajes que nos separan de los demás y menos de los que nos unen: acerca de las ideas políticas, las religiosas, el género, el color o la raza, la procedencia…, y un largo etcétera. Entre ellos están los problemas que casi todas las naciones encuentran para lidiar con el creciente número de migrantes y las opiniones que surgen al respecto.

Se teme por las consecuencias sociales, económicas y culturales que esto podría tener. Statista, uno de los mayores portales de estadísticas del mundo, recopiló y publicó las preocupaciones de cada nación. En España, la ganadora, con un 71 %, es el desempleo. La preocupación de otros países, como Francia y Turquía,  es el terrorismo.

Lo que le preocupa a cada país, de Statista

Lo que le preocupa a cada país, de Statista

¿Por qué?

¿Cómo no le va a preocupar el desempleo a un país que lleva sufriendo una crisis económica desde 2008?¿Cómo no le va a preocupar el terrorismo a un país que ha sufrido siete atentados en lo que llevamos de año (y otro tres)?

Sin embargo, la gran mayoría de personas que recibimos vienen huyendo de lo mismo que nosotros tememos. Además, el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, garantiza que la inmigración aporta muchísimas ventajas, tanto demográfica como económicamente.

Entre sus afirmaciones, destacan:  «es el motor para el crecimiento económico», «si los países con población en envejecimiento pueden facilitar que refugiados e inmigrantes se hagan un camino en la economía, todo el mundo saldrá beneficiado», «las pruebas demuestran que los inmigrantes trabajarán más y contribuyen más a la economía con impuestos que a hacer uso de los servicios públicos».

Ahora, es verdad que el número personas migrantes y refugiadas es muy elevado, pero, como declara Philippe Douste-Blazy, consejero especial de las Naciones Unidas, una buena organización de gobierno puede solucionar los problemas relacionados con ello. Citando al consejero: ahora, ¿quién es capaz de rechazar a esos seres humanos?, ¿quién?

Cooperación. Imagen de Pixabay

Cooperación. Imagen de Pixabay

¿Por qué se deniegan expedientes de nacionalidad?

Normalmente, se dan razones basadas en la burocracia: «falta tal papel», «este debe presentarse con ese otro» y así. Las razones más ideológicas son difíciles de descifrar y os animamos a informaros y a formaros una opinión propia, como buenos ciudadanos democráticos que deseamos que seáis.

La buena noticia, es que aún queda una esperanza, que es interponer recurso de reposición. En otras palabras, es reclamar una vez que se sabe la causa de la denegación.

Imagen de Parainmigrantes.info

Imagen de Parainmigrantes.info

¿Qué documentos del expediente deben presentarse con su traducción jurada?

Si quieres presentar el expediente de nacionalidad y procedes de un país de habla no española. tienes que presentar algunos documentos con su traducción jurada. Estos documentos son los certificados de:

  • nacimiento
  • antecedentes penales

Desde Júramelo, te podemos ayudar a completar tus trámites con la traducción jurada y puedes pedir presupuesto sin compromiso. Para empezar, puedes consultar una serie de artículos sobre la nacionalidad que ya escribimos en el blog para hacerte una idea de qué trámites vas a tener que llevar a cabo o sobre cómo hacerlo:

  1. «El español, ¿nace o se hace?»
  2. «El español, ¿nace o se hace? La nacionalidad por domicilio»
  3. «La nacionalidad española: opción o carta de naturaleza»
Consulta el precio de la traducción de tu certificado de nacimiento

¡Mucha suerte!

Fuentes:

Sistemas jurídicos diferentes, ¿cómo se realiza la traducción jurada?

¡Lo prometido es deuda! En el artículo anterior te contamos qué dificultades se suelen encontrar en la traducción jurada cuando los sistemas jurídicos de dos países son muy diferentes. Pero, ¿cómo lo hacemos?, ¿se adapta nuestro documento al sistema legal del país al que lo presentamos?, ¿se mantiene tal cual y esperamos a que la autoridad que lo recibe lo acepte? Si sigues leyendo, te resolveremos estas dudas y otras que puede que ya te hayas planteado.

Soluciones para la traducción jurada en casos de divergencia legal

Soluciones. Imagen extraída de Pixabay

Soluciones. Imagen extraída de Pixabay

Aclaraciones

Uno de los recursos que más se utilizan es añadir una explicación de algo que puede que el lector no entienda o sepa entre corchetes. Algunos ejemplos concretos son:
  • el origen de los topónimos
  • la procedencia de poblaciones
  • los números de identificación de servicios públicos o identidad

Los que leerán el documento en el país de origen no tienen por qué conocer la información anterior. De esta manera, se pueden evitar malentendidos y la lectura del texto se hace más fácil .

También se suele añadir información entre corchetes de los siguientes aspectos de los textos, como bien indica Francisco Javier Casas:
  • Firmas ilegibles de los encargados del Registro Civil
  • Sellos de las instituciones a las que pertenecen

Adaptaciones

Puede que penséis que la traducción jurada no se puede adaptar porque, al fin y al cabo, es un documento oficial. Sin embargo, los traductores, muchas veces, también hacen la función de asesores jurídicos.
¿Esto quiere decir? Que, aunque el lector final de la traducción jurada sea un experto en la materia, probablemente no esté familiarizado con el sistema jurídico del que procede el documento. Puesto que la función del traductor jurado es facilitar la comprensión, este recurso se utiliza a menudo. De esta manera, creará un texto equivalente, que mantendrá la «esencia» del original y salvará las diferencias con el sistema jurídico de origen.
«Mimetismo» Imagen de Carlos Alberto Novelino de Amorim en Flickr

«Mimetismo» Imagen de Carlos Alberto Novelino de Amorim en Flickr

Formato

Hay otros datos que aparecen en los documentos oficiales que, a primera vista, parece que no necesitan traducción. Estos datos son: los nombres propios, la fecha o la dirección postal.

Es verdad que lo que se dice traducir no se traducen, pero en algunos casos si es necesario adaptarlos. Con el nombre propio nos referimos al orden de nombre y apellidos. Estos se colocarán según la forma que adquieren habitualmente en documentos similares el el país de destino. Otra cuestión es el número de apellidos, que también puede ser un poco problemático. Tanto que, como me contó una profesora mía, en E.E.U.U. detuvieron a un hombre por darle un nombre falso a la policía ¡y resulta que simplemente le había dicho su primer apellido! Calma, esto es solo un caso aislado, pero ha ejemplificado muy bien esta situación, ¿verdad?

En cuanto a la fecha, según el país donde se reciba la traducción, deba cambiarse el orden y, en vez de presentar el formato dd/mm/aaaa, se exprese de la siguiente manera: mm/dd/aaaa. Lo mismo pasa con el orden de los datos que aparecen en la dirección postal.

Preparación del documento original

En ciertos casos, sabiendo las diferencias que existen entre los distintos países, se puede redactar el original teniéndolas en cuenta. Si queréis saber a qué nos referimos, tenemos un ejemplo claro en un artículo sobre la traducción jurada del poder notarial ruso.

Por hoy, esto es todo. Esperamos que este artículo os haya resultado de utilidad y, si por casualidad, necesitas una traducción jurada, en Júramelo te prestamos este servicio. Además de que puedes el pedirnos presupuesto de tu traducción jurada sin compromiso.

Consulta el precio de la traducción jurada

Fuentes:

¿Cómo sé si necesito una traducción jurada?

Muchos clientes de Júramelo.es nos solicitan la traducción jurada de documentos que se presentarán en un juicio, ya sea por motivos relacionados con negocios internacionales, matrimonios, divorcios, la compra de propiedades o la ejecución de testamentos, entre otros casos.

De este modo, hemos decidido abordar esta cuestión puesto que no es sencilla y habitualmente es motivo de dudas entre nuestros clientes. Suelen ser los abogados los que se encargan de presentar en los juicios los documentos extranjeros que normalmente tienen que acompañar a una demanda. Cuando el asunto se convierte en litigio aparece entonces el problema de cómo manejar la documentación probatoria que se encuentra en diferentes idiomas.

Una nota previa: las diferencias entre una traducción jurada y una ordinaria

«Diferencia...» Fotografía de Daniel ANTRTK en Flickr

«Diferencia…»
Fotografía de Daniel ANTRTK en Flickr

Una traducción jurada se diferencia de la traducción normal o simple en que ofrece unas garantías en lo que se refiere a la fidelidad de su contenido. Del mismo modo que un documento notarial está avalado por la firma y el sello del notario, en el caso de este tipo de traducción, el traductor jurado acompaña la traducción de su sello oficial, de su firma y de una breve descripción. Se consigue así que las administraciones puedan asegurarse de que no se ha añadido ni eliminado información durante el proceso de traducción.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que no todos los traductores son jurados, de modo que se debe acudir a un profesional que haya sido nombrado Traductor/Intérprete Jurado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, como son todos los traductores de Juramelo.es

¿Cómo sé si necesito una traducción jurada o normal?

Generalmente se realiza una traducción jurada de los documentos que se vayan a presentar ante organismos oficiales que así lo requieran. No obstante, hay casos en los que no es totalmente necesario. El organismo receptor de la traducción suele ser el que determina si debe estar o no jurada. Otro aspecto importante es saber si el documento necesita llevar la Apostilla de La Haya antes de traducirlo.

Ante la duda, ¿qué hago?

Si no estás seguro de si necesitas o no una traducción jurada, pregunta en el organismo en el que debes realizar los trámites. Aún así, nunca está de más disponer de una por si acaso hiciera falta.

Y si quieres encargar la tuya:

FUENTES:

¡Ya se pueden certificar documentos con la apostilla de la Haya en Brasil!

La traducción jurada en Brasil es muito legal y mucho más sencilla que antes

Desde el 14 de agosto de este año 2016, Brasil pasó a formar parte de los países que han firmado el Convenio de la Haya. Este hecho facilitará el traslado de documentos en trámites legales (entre Brasil y cualquier otro país firmante de este convenio).

post-2-1

Celebramos que el convenio de la Haya llegue a Brasil

Brasil ha firmado el convenio de la Haya

Brasil empezará a aplicar el Convenio de La Haya, ¿esto qué significa?

Ni más ni menos que se suprime la exigencia de la legalización de los documentos públicos extranjeros. Hacer trámites con Brasil tenía todo un proceso antes, era un lío. Se hacía por vía diplomática, ¿qué más puedo decir? Por el contrario, el convenio de la Haya se encarga de facilitar los trámites administrativos entre países. Ahora, los documentos públicos que se intercambien entre España y Brasil se reconocerán con mucha más facilidad. Una traducción jurada hará que su validez sea completa.

Rompiendo las barreras de la burocracia

Antes:

La legalización de documentos era una tarea tediosa. Los pasos a llevar a cabo en Brasil, por ejemplo, incluían: el reconocimiento de la firma de la autoridad emisora del documento ante notario, la legalización por el Ministerio de Relaciones Internacionales de Brasil y la legalización por la embajada de España en Brasil. ¡Y en España, encima, era más complicado!

Ahora:

Basta con pedir la apostilla en la autoridad competente del país y adjuntarla al documento. La apostilla de la Haya es una especie de «pasaporte del documento», en el que se aclara que la persona que lo firma existe y está capacitada para ello.

En el caso de Brasil, el consejo nacional de justicia establece una serie de registros autorizados. En el de España, son diferentes según el tipo de documento en cuestión. La web del Ministerio de Justicia de España cuenta con el detalle de qué autoridades españolas apostillan cada tipo.

«A volar» Fotografía de Beatriz Pitarch en Flickr

«A volar» Fotografía de Beatriz Pitarch en Flickr

La importancia de convenios como el de la apostilla de la Haya

Los convenios internacionales permiten y facilitan que se creen relaciones entre países. Normalmente, estas relaciones hacen que los países se beneficien mutuamente y, por lo tanto, sus habitantes. Existen múltiples estándares internacionales (normas aplicadas en un conjunto de países). Por ejemplo, si te gusta viajar y no quieres facturar el equipaje, la medida de tu maleta de mano la ha estipulado la IATA.

Otro instrumento que sirve para acercar y mejorar las relaciones entre países es la traducción. Gracias a ella se salva la diferencia de idioma y consigue el entendimiento y la compresión mutua. En el caso de la traducción jurada, permite que los documentos tengan la misma validez en dos lugares donde se hablan idiomas diferentes.

«Fusión» Fotografía de Juan Falque en Flickr

«Fusión» Fotografía de Juan Falque en Flickr

Si este artículo ha conseguido darte ganas de irte a vivir a Brasil, no lo pienses más, pide presupuesto de tu título académico en nuestra web, ¡sin ningún tipo de compromiso!

Consulta precio: traducción título académico al portugués

¿Qué es un traductor jurado?

¿En qué se distingue una persona que puede emitir una traducción jurada de otra que no? ¿Quién corrobora la validez del trabajo de una traductora jurada o un traductor jurado?

Traducción jurada lista para firmar y sellar.

Documento original listo para ser traducido, firmado y sellado, con mucho amor.

Partimos de un concepto sencillo: una traductora jurada, o un traductor jurado, es aquella persona que puede certificar una traducción. Se trata de lo más parecido a la figura de notario en materia de traducciones.

Gracias al nombramiento que obtienen del Ministerio de Asuntos Exteriores del Estado Español, las traductoras juradas y los traductores jurados están capacitados para dar fe ante la administración pública de la validez de una traducción de un documento dado. Tan solo la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores puede revocar la validez de la traducción jurada.

La obtención del nombramiento se alcanza tras cumplir una serie de requisitos, relacionados con su competencia como traductores así como sus conocimientos de materia jurídica. Esos requisitos están detallados en la página del ministerio sobre el examen a traductor jurado, el reconocimiento de méritos y la exención de examen por estudios equivalentes.

En la práctica, las traductoras juradas y los traductores jurados también certifican la validez de una traducción ante otras organizaciones: como una empresa que quiere contratarnos, una universidad en la que queremos estudiar o administraciones públicas que no son la española. Estos casos están apoyados por la tradición, a falta de un marco legal.

¿Queda alguna duda? ¿Más conceptos sobre lo que es un traductor jurado? ¡Manos a los comentarios!

Traductores jurados: ¿a qué hay que ponerle la Apostilla de la Haya?

Y como lo prometido es deuda, hoy seguiremos hablando de traducción jurada y  Apostilla de la Haya.  Una duda común entre traductores jurados y clientes es: ¿qué documentos debemos apostillar? ¿antes o después de jurar? (Sí, el verbo apostillar existe).

No todos los documentos que traduce un traductor jurado necesitan la Apostilla.

Apostilla de La Haya

Apostilla de La Haya

Sí llevan la Apostilla: documentos públicos

  • Certificaciones oficiales que se han puesto en documentos privados, o de forma más clara: en una carta de invitación, en un contrato, en escrituras, testamentos, contrato fiduciario…
  • Documentos procedentes de una autoridad o funcionario vinculado a la jurisdicción del Estado, o dicho en cristiano, las partidas de nacimiento, matrimonio y defunción, un acta constitutiva, certificado de antecedentes penales, la adopción, marcas y patentes…
  • Y finalmente, los documentos administrativos: el diploma universitario, documentos de adopción, prueba de soltería…

No queremos decir que todos estos documentos deban apostillarse, estos son los que pueden ir acompañados de una Apostilla. Todo depende de quién te pida el documento y cuales sean sus requisitos.

Para que el documento sea válido internacionalmente hay que apostillarlo primero.

No llevan la Apostilla: documentos no firmados por un funcionario público

Es interesante aclarar también cuáles son los documentos que no necesitan apostilla:

  • documentos que firmen funcionarios diplomáticos o consulares
  • documentos administrativos relacionados con una operación comercial o aduanera
  • justificantes médicos (sí, hemos tenido de eso)
  • facturas (se juran para justificaciones de proyectos, a veces)
  • currículos (no sabemos por qué alguien querría jurar un CV, pero los hay)

Exacto. Como vimos el otro día hablando de traducción jurada y la Apostilla de la Haya, la Apostilla certifica que es un funcionario existente y autorizado del Estado el que firma el documento. Con lo que si el documento no lo firma un funcionario del Estado, no nos sirve de nada la Apostilla. De hecho, no se la podemos poner.

¿Se os ocurre algún otro documento que necesite o no la Apostilla de la Haya? ¿Os han pedido que apostilléis o que hagáis traducción jurada de algún documento gracioso?