¡ATENCIÓN! Hay que renovar el sello de traductor jurado en una semana

Como ya escribimos en su día, la Orden AEC/2125/2014 sobre el título de Traductor-Intérprete jurado introdujo una serie de cambios que modificaron algo más que el examen, como, por ejemplo, el formato del sello y del carné del traductor jurado.

El plazo que se estipuló para cambiar el sello era de dos años desde que la ley entrara en vigor (16 de noviembre de 2014), por lo que el lunes 15 de noviembre de 2016 es el último día.

«Deadline» Fecha límite

«Deadline»: fecha límite

Si aún no has cambiado el sello lo puedes hacer esta semana para poder seguir contando con un sello válido.

Formato del sello para las traducciones juradas

Modelo de sello

El sello deberá copiar este formato, tal cual. Un cambio importante para tener en cuenta con respecto al sello anterior es que ya no contiene datos de contacto. En su lugar, hay que incluir el número de Traductor-Intérprete jurado. Si no te lo sabes, se puede consultar buscando tu nombre en el listado del M.A.E.C. (el número aparece al lado).

Citamos la orden:

2. En el sello deberán figurar necesaria y exclusivamente, en castellano y sin adición de ninguna otra mención o símbolo, los siguientes datos:

a) Nombre y apellidos del Traductor/a-Intérprete Jurado/a.

b) Idioma o idiomas para cuya traducción e interpretación ha sido habilitado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

c) Número de Traductor/a-Intérprete Jurado/a.

Diseño del sello

Cuando vimos el modelo de sello, nos preguntamos si su diseño tenía que ser tan sobrio. Esto es lo que hemos podido averiguar al respecto:

  • Se recomienda que la tinta no sea negra (para que se distinga bien que la traducción es la original y no una fotocopia).
  • No se estipula el tipo de fuente: desde Júramelo te aconsejamos que utilices, si quieres, cualquier otra fuente, siempre que sea lo suficientemente formal (como para ponerlo en un documento que se entregará en algún organismo oficial) y ante todo legible.
  • Como máximo adorno, una orla lisa sin leyenda.
  • Hay que tener cuidado porque puede que la Oficina de Interpretación de Lenguas (la encargada de regularlo) lo rechace, como por ejemplo, si la forma es otra distinta a la rectangular.

En cuanto al tamaño no se detalla ninguna información. Podéis encontrar más detalles sobre él en la guía práctica que publicamos cuando la orden entró en vigor.

Formalización del sello ante el Ministerio de Asuntos Exteriores

Os preguntaréis cómo se notifica la la Oficina de Interpretación de Lenguas de que ya lo hemos renovado. ¡No hay que ir allí! ¡Calma! Vale con enviar un correo electrónico a esta dirección con el nuevo sello escaneado y los datos.

¡En un solo click!

¡En un solo click!

Recordatorio: renovación del carné de traductor jurado

El cambio en el formato del sello no fue la única innovación que estipuló la Orden de noviembre de 2014, también se ha cambiado el formato del carné. Te contamos todos los detalles aquí.

carnet_traductor_jurado

A partir del próximo 15 de noviembre quedarán tres años antes de que acabe el plazo. ¡Aún puedes evitar que te pase como con el sello!

En la sede electrónica del M.A.E.C. se encuentra toda la información necesaria para solicitar el nuevo carné. De todas formas, te informamos de que la tasa a pagar es de 6,12 € y se recomienda enviar el recibo a la Oficina de Interpretación de Lenguas por correo certificado a esta dirección:

OFICINA DE INTERPRETACIÓN DE LENGUAS MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES
Plaza de la Provincia 1
28012 – Madrid

Podemos recogerlo a la Delegación del Gobierno más cercana.

Esperamos que te haya resultado de utilidad este post ¡y recuerda que queda una semana!

Prisas. Imagen de Julián Contrera en Flickr

Prisas. Imagen de Julián Contrera en Flickr

Otras fuentes:

FAQ: ¿Se puede hacer una traducción jurada de un documento escaneado?

Hoy nos ha llegado la siguiente consulta sobre traducción jurada a Júramelo.es:

Gracias por el mensaje y la información. La iniciativa parece interesante y ya me he apuntado.

Sin embargo, le veo un problema. Yo no entrego nunca una traducción jurada sin haber visto el original; ciertamente los clientes me envían sus documentos escaneados para ahorrar tiempo y desplazamientos, pero al final siempre quedo con ellos para ver el documento original. Los documentos escaneados se pueden manipular; los documentos en papel, no.
¿Habéis pensado en eso?

Sí que hemos pensado en ello. 🙂

Respondemos a esta pregunta con cuatro consideraciones y dos medidas de seguridad.

Cuatro consideraciones sobre la manipulación de documentos

  1. En primer lugar, los documentos en papel se pueden manipular: hay documentos falsos, billetes falsos, sellos falsos… desde que hay documentos, billetes y sellos.
  2. Un traductor jurado no puede verificar con total seguridad la autenticidad de un documento, ni es su trabajo hacerlo. Solo jura la fidelidad de su traducción.
  3. En nuestros años de experiencia anterior siempre hemos dejado claro que una traducción jurada es tan auténtica como el original, ni más ni menos.  Que un traductor acceda a realizar la traducción no es una garantía de la autenticidad del original. Del mismo modo que traducir un documento caducado no alarga el plazo, traducir un documento falso no lo hace auténtico.
  4. Dicho esto, es natural que un traductor no quiera prestarse a añadir credibilidad (que no autenticidad) con su sello a un documento del que no se fía. Por ello en la plataforma de Júramelo.es puedes rechazar el encargo y añadir la razón por la que lo haces:

Tutorial de Júramelo.es
Si no es el caso, puedes tomar una de las siguientes medidas de seguridad:

Dos medidas de seguridad

  1. En un principio, nada te impide añadir al final una copia del documento impreso y sellado por ti, y dejar la comprobación de la autenticidad a la entidad que solicita el documento, que es además la que está cualificada para ello.
  2.  Igual que con la traducción de una fotocopia, nada te impide tampoco añadir una leyenda que indique «documento recibido por medios electrónicos«, como indica Asetrad en sus preguntas frecuentes:

¿Se pueden traducir fotocopias, faxes, documentos electrónicos?
Sí. No existe ninguna norma que impida traducir cualquier tipo de documento. Algunos traductores-intérpretes jurados especifican en su certificación si la traducción se ha realizado a partir de una fotocopia, fax, documento electrónico, copia compulsada, mensaje de móvil, etc.

Quizá de esta manera consigamos modernizar el sector y que no paguen justos por pecadores.

Por cierto, ya hay documentos electrónicos más difíciles de falsificar que sus equivalentes en papel ¿cuándo le llegará el turno a la traducción jurada? ¿Qué hacéis vosotros con los documentos en formato electrónico?

FAQ: ¿Hace Júramelo.es subastas a la baja? Respuesta corta: no.

Subastas a la baja en Júramelo: NO

Subastas a la baja en Júramelo: NO

Nos ha preguntado por email una traductora jurada:

¿Quién sacará un beneficio económico de la página aparte del traductor que recibe algún encargo? ¿Será posible realizar subastas a la baja con la página? Supongo que algo me cobrarán por estar en esta página, ¿no es cierto?

Primero, Júramelo.es es gratuito para los traductores jurados, no os cobramos nada, ni tenemos prevista tal cosa.

Después, os comento quién se beneficia de Júramelo.es:

  • El traductor jurado, que recibe más encargos sin tener que hacer nada aparte de registrarse, además siempre del mismo tipo (con lo que puede aprovechar su memoria de traducción), al precio que el traductor ha elegido, con su horario, sus precios y desde el lugar del mundo que quiera. Además, al hacer la compra de mensajería entre todos, conseguimos mejores precios que los que consigue cada traductor por separado, lo que redunda en un precio más competitivo sin bajar las tarifas.
  • El cliente, que puede saber al instante qué cuesta su traducción jurada, tenerla rápido y a un precio competitivo.
  • La agencia de traducción (Júramelo, que es una iniciativa de matiz.com.es), que no tiene que gastar muchos recursos en presentar presupuestos que no van a ninguna parte (si al cliente no le interesa, no hace el pedido) y asignar rápidamente los encargos a la persona más adecuada. Así podemos además atender a clientes a los que normalmente tendríamos que cobrarles mucho más por lo pequeño del encargo.

¿Es posible realizar subastas a la baja con la página?

No. Cada traductor fija sus propias tarifas, y dependiendo de dónde esté el cliente, dónde esté el traductor y quién esté disponible se hace un cálculo de cuál es el más rápido o el más económico para un caso determinado. Pero nunca se elige al más barato de todos, para evitar tirar los precios.