Cuentas anuales o balances

Una vez más, indagamos en los documentos más comunes en el mundo empresarial, esta vez con las Cuentas anuales. Estas están formadas por diferentes documentos relativos a la situación y movimientos económicos de una empresa:

  • Balance
  • Cuenta de Resultados
  • Memoria
  • Estado de Cambios en el Patrimonio Neto
  • Estado de Flujos de Efectivo

Para saber más sobre las características de cada documento puedes visitar esta web.

En Júramelo.es realizamos las traducciones juradas de tus Cuentas o balance de empresa.

Imagen de Pixabay.

¿Qué es el balance?

Sin entrar en cuestiones de economía, y a grandes rasgos, podríamos decir que el balance de una empresa es lo que muestra el estado de sus bienes y economía, su liquidez, de modo que  nos da una visión sobre cuál es la situación económica de la sociedad.

En concreto, el balance se divide en el Activo, es decir, los recursos de la empresa, el Pasivo, formado por los gastos o deudas y el Patrimonio neto, que recoge la situación patrimonial de la empresa. Si es positivo, la empresa marcha bien.

Su finalidad es la de mostrar la solvencia, estado en el mercado y evolución general de la empresa.

En Júramelo.es realizamos las traducciones juradas de tus Cuentas o balance de empresa.

Imagen de Pixabay.

¿Por qué una traducción jurada?

Como en el caso de muchos otros documentos de empresa, estos se deben presentar ante la autoridad competente, es decir, son documentos oficiales que requieren de una traducción jurada, firmada y sellada, por un traductor jurado aprobado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Como siempre, en Júramelo. es estaremos encantados de echarte una mano con tus traducciones juradas, con eficiencia y profesionalidad. Solicita tu presupuesto inmediato y sin compromiso.

Consultar el precio y el plazo de la traducción jurada de unas Cuentas anuales

Fuentes:

¿Qué son las cuentas anuales? El Balance – Pymes y Autónomos

Las Cuentas Anuales – Servicio de creación de empresas

Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación – Traductores/as – Intérpretes Jurados/as

¿Qué es el balance y por qué es importante? – El Blog Salmón

¿Se puede hacer una traducción jurada de un documento digital?

Está claro que las nuevas tecnologías e Internet han cambiado nuestra vida en todos los ámbitos. Estamos habituados a la inmediatez, a tenerlo todo al momento, aquí y ahora. Y, por supuesto, las traducciones juradas no se quedan atrás. Por ello, a menudo nos preguntan: ¿puedo enviar mi documento en formato digital para realizar su traducción jurada? La respuesta es .

Reloj – imagen de Pixabay

Encargar una traducción jurada de un documento digital

Ahora bien, hay que ser cuidadoso con el documento que se quiere traducir. Es necesario que esté bien escaneado: asegúrate de que se ven todas sus partes y que tiene nitidez suficiente.

Esto último es lo más importante, ten en cuenta que ese documento es el que va a ser traducido y que, además, es necesario adjuntarlo a la traducción jurada como copia del documento original. Lo mejor es asegurarse de que todo se vea correcto para que la traducción quede perfecta, y poder así entregarla a la administración sin preocupación alguna.

¿Qué tengo que hacer para encargar una traducción?

Por suerte, en Júramelo.es tenemos un sistema que facilita muchísimo las cosas: nuestra calculadora online. Es muy sencillo, solo tienes que configurar las características de tu traducción jurada: el tipo de documento, la combinación de idiomas y el número de páginas; al pulsar en el botón «calcular precio», te aparecerán dos opciones de presupuesto al instante, uno económico y otro urgente. Además, puedes incluso contratar otros servicios adicionales como copias adicionales y el adelanto en PDF.  Ya está, solo tienes que elegir las opciones que mejor te vengan y… ¡marchando!

Imagen de pixabay

Recibe tu traducción jurada en casa

Finalmente, recibirás tu traducción en casa en el plazo indicado, sin más. Fácil, ¿verdad?

Pues ya está, no lo pienses más y consulta tu presupuesto, ¡que no cuesta nada!

Consultar presupuesto instantáneo en Júramelo

Responsabilidad civil y traducción jurada

Hoy, aunque sea algo complicado, nos arriesgamos a hablar de este tema. Lo hacemos porque creemos que es bueno hacer conocer nuestra profesión y sus características. Además de una formación en profundidad y de haber aprobado un examen del Ministerio de Asuntos Exteriores para serlo, los traductores jurados cuentan con responsabilidad civil. La relevancia e importancia del trabajo de un traductor jurado pasa, por tanto, por esta carga.

¿Qué es exactamente la responsabilidad civil?

En términos materiales es la obligación que tiene una persona, física o jurídica, de indemnizar a otra. Los motivos para ello pueden ser no haber cumplido un contrato acordado con ella (a lo que se le llama incumplimiento contractual), o bien por haberle causado otro tipo de daño. Para saber más sobre responsabilidad civil puedes consultar esta página.

Lo que ocurre es que en muchas ocasiones está sujeto a interpretaciones. Un caso de responsabilidad civil puede ser, por ejemplo, cuando alguien contrata un servicio y no se presta. En ese caso se vería claro. Sin embargo, alguien puede demandar a un médico por no haber realizado su trabajo de manera responsable, mientras que el médico mantenga que sí lo ha hecho porque ha seguido su protocolo. En un caso así sería más difícil determinar quién lleva razón.

Responsabilidad. Imagen de Pixabay.

Responsabilidad. Imagen de Pixabay.

Ahora, ¿en qué medida afecta la responsabilidad civil a los traductores? Vamos a verlo.

Los traductores jurados y la responsabilidad civil

En el caso de las traducciones juradas, la responsabilidad civil está relacionada con el contenido de su traducción. El contenido puede tener consecuencias que afecten a la resolución de un trámite sanitario, a la transmisión de un bien, a la ejecución de las funciones que se otorgan en un poder notarial, etc.

¿Pero por qué tanta responsabilidad para el traductor? Porque cuando el traductor jurado firma y sella la traducción asume que el contenido se corresponde con el original que le han presentado.

Firmando. Imagen de Pixabay.

Firmando. Imagen de Pixabay.

¿Hasta dónde llega la responsabilidad civil del traductor?

La responsabilidad civil del traductor jurado engloba el contenido de la traducción y los compromisos de plazo de entrega. El hecho de que haya jurado y firmado un documento traducido no implica que de fe de la autenticidad o de la veracidad del original. Se trata de un asunto que a menudo tratan las notarías y otras autoridades.

Por tanto, la responsabilidad sobre una traducción jurada se resume en lo que se certifica: que la traducción es fiel y completa. Esto se traduce ─nunca mejor dicho─ en que se transmite toda la información necesaria contenida en el original.

Esperamos que os haya resultado de utilidad este artículo y que os ayude a comprender un poco más la vida profesional de los traductores jurados. Por cierto, si estás buscando alguno, en Júramelo, tenemos a casi setecientos, todos nombrados por el Ministerio de Asuntos Exteriores español.
Fuentes:

Traducimos documentos notariales

Hoy hablaremos de la traducción jurada de documentos notariales. Existe infinidad de documentos que firmados y certificados en una notaría. A la hora de que las empresas hagan tratos internacionales, a menudo hace falta una traducción jurada de los mismos.

¿Qué es un documento notarial?

Antes de nada, habría que especificar qué es exactamente un documento notarial. Pues bien, se trata de un documento entregado ante notario. Esto le otorga máxima seguridad jurídica y los jueces y la sociedad en general atribuyen credibilidad absoluta a los hechos o declaraciones que constan en una escritura pública.

Con seguridad jurídica nos referimos a que pueden contar con garantías de autenticidad y no precisan de ningún tipo de comprobación o contraste. Por último, otra característica curiosa sobre este documento es que solo se proporcionan copias. El original se queda en el despacho del notario.

Firmar. Imagen de Pixabay

Firmar. Imagen de Pixabay

¿Hay diferentes tipos de documento notarial?

Sí, de hecho hay bastantes. Sin embargo, todos ellos se engloban en dos grandes grupos: en el de escritura pública o en el de acta notarial.

Una escritura pública es un documento en el que se recogen negocios jurídicos que, por regla general, implican un movimiento de patrimonio. Los siguientes son ejemplos de escritura pública:

  • Testamento
  • Compraventa
  • Constitución de sociedades mercantiles
  • Declaración de herederos abintestato
  • Capitulaciones matrimoniales
  • Préstamo hipotecario

Un acta notarial, en cambio, es un documento que constata hechos o manifestaciones de las partes interesadas. Por ejemplo, quien ha hecho algo lo afirma y comparece ante la otra parte en la fecha y lugar. Por ejemplo:

  • Poder
  • Acta
  • Póliza
  • Protesto

Traducción jurada de documentos notariales

Ya habéis visto que hay una gran cantidad de documentos notariales. Estos no solo se firman entre partes del mismo país, sino que cada vez más se hacen acuerdos entre empresas extranjeras o entre personas que residen en países diferentes. En alguno, o cualquier otro de estos casos, se necesitará una traducción jurada del documento si se necesita que sea válido en los dos países. ¡Llega nuestro momento como traductores jurados!

Es verdad que habrá que documentarse bien sobre el tipo de documento, porque puede que no sea necesario realizar su traducción jurada. O, por el contrario, que hasta necesite ser legalizado.

En algún caso, hasta hemos contado cómo prepararlos para que sean totalmente válidos en más de un país, como ocurre con los poderes de representación para Rusia y España.

Si necesitas una traducción jurada, en Júramelo te podemos ayudar. Pulsando aquí puedes calcular el precio y el plazo para tu traducción jurada:

Nosotros te ayudamos. Imagen de Pixabay

Nosotros te ayudamos. Imagen de Pixabay

Consulta el precio de la traducción de tu documento notarial

Fuentes:

 

Seguimos traduciendo… Hoy: certificado de penales

Pese a que, a primera vista, el término «certificado de penales» suene casi a cárcel, es un documento muy necesario para optar a ciertos puestos de trabajo o, incluso, para poder trabajar en el extranjero. Ahí entramos nosotros. Cada vez es más normal «irse a trabajar fuera» y, aunque solo sea por una temporada, necesitas presentar, junto a tu certificado de penales, su traducción jurada. ¡Atentos, que puede que lo necesitéis!

Alexas fotos. Pixabay.

Alexas fotos. Pixabay.

Certificado de [antecedentes] penales

Este certificado es un documento que acredita la situación de los antecedentes penales de una persona. Acreditar la carencia de antecedentes penales es un requisito imprescindible para muchos trabajos, tanto en España como en otros países. En la siguiente lista encontraréis algunos:

  • Abogados
  • Administradores de Lotería y Casas de Apuestas
  • Agencias encargadas de las adopciones internacionales
  • Auditores
  • Banco de España
  • Bomberos
  • Conductores de taxi
  • Conductores de vehículos de transporte de pasajeros y mercancías
  • Controlador de acceso para actividades recreativas
  • Empleados de Bingo
  • Empleados de casino
  • Funcionarios de prisiones
  • Funcionarios Públicos
  • Jueces
  • Miembros directivos de entidades financieras
  • Notarios
  • Personal de las Cortes Generales
  • Personal del ejército
  • Trabajadores en las áreas de seguridad especial del aeropuerto
  • Personas con contratos con la Administración Pública
  • Policías
  • Seguridad Privada
  • Titular de licencia de comercio de tabaco
  • Veterinarios
Trabajo. Imagen de -Instantes- Kris en Flickr

Trabajo. Imagen de -Instantes- Kris en Flickr

Anteriormente, también era necesario que lo presentaran los maestros y propietarios de entidades educativas privadas, pero la normativa ha cambiado. Ahora, en cambio, es necesario solicitar el Certificado de Delitos de Naturaleza Sexual.

Como decíamos al principio, no solo es necesario para estos puestos de trabajo, sino también para poder trabajar en el extranjero. Además, aquellas personas extranjeras que quieran solicitar el permiso de residencia para España, o incluso la nacionalidad española, necesitan presentar el certificado de penales equivalente de su país de origen.

Modelo del certificado de penales

Modelo del certificado de penales

Personas que lo pueden solicitar

Un poco para reafirmar lo que ya os hemos contado, lo puede solicitar cualquier persona física o jurídica (esta última a través de sus representantes). Si quien lo necesita es un ciudadano de la Unión Europea pero no español, deberá solicitar el certificado de penales en su país de origen.

La traducción jurada del certificado de penales

Al igual que en el caso de otros certificados, si queremos que el de penales sea válido en el extranjero (o en España, en el caso de que esté en un idioma distinto al español), hace falta traducirlo. Asimismo, es muy importante que la Apostilla de la Haya lo legalice.

Desde la Unión Europea ya se están llevando a cabo mejoras para agilizar este tipo de trámites y, probablemente, hayáis oído hablar sobre los certificados plurilingües. Sin embargo, este tipo de certificados aún no abarcan los penales, de momento. Así que hay que optar por la traducción jurada.

Traducción jurada sin complicaciones

Traducción jurada sin complicaciones

En Júramelo ponemos a vuestra disposición casi 700 traductores jurados, certificados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, para realizar vuestra traducción de penales. Además, desde nuestra página web, puedes consultar sin compromiso el precio y el plazo de la traducción gracias a nuestra calculadora. De este modo, intentaremos que todo sea un poco más fácil.

Aquí os dejamos un enlace:

Traducción jurada del certificado de penales

Fuentes:

 

Traducción jurada de actas de defunción

Últimamente, hemos empezado a escribir sobre los documentos que más se suelen traducir. Después de la partida de nacimiento y el certificado de matrimonio, llega el turno del acta de defunción. Hoy hablamos de las características de este documento y, por la parte que nos toca, de las características y de la utilidad de su traducción jurada. La traducción jurada de este tipo de documentos está muy demandada.

Imagen de Angelo Giordano en Pixabay

Imagen de Angelo Giordano en Pixabay

¿Qué es un acta de defunción?

Se trata de un documento oficial cuya función es certificar el fallecimiento de una persona y lo extiende el Registro Civil. Los datos que aparecen en él son la fecha y la hora en la que ocurrió el fallecimiento.

Atardecer. Imagen de Pixabay.

Atardecer. Imagen de Pixabay.

¿Para qué sirve?

Por regla general, se suele usar para gestionar la preparación del entierro y funeral y otras cuestiones legales, como la pensión o herencias. En concreto, lo más común es que se utilice para llevar a cabo las siguientes acciones:

  • Reclamo de herencias
  • Cobro de seguros de vida o de pensiones
  • Trámite de documentos oficiales
  • Arreglo de bienes no heredados
  • Reclamo de contratos bancarios, cuentas de ahorro e inversiones y liquidaciones de deudas pendientes
Modelo acta de defunción.

Modelo acta de defunción.

¿Cuántos tipos de actas de defunción hay?

Al igual que en el caso de los certificados de nacimiento y matrimonio, las actas tienen diferentes modalidades, la de  «extracto» y la «literal». Lo más común es solicitar el extracto. Los tipos de extracto son las actas ordinarias (castellano), bilingües (en castellano y en la segunda lengua oficial de la Comunidad Autónoma) y plurilingües.

La traducción jurada de las actas de defunción

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, cada vez más gente se muda a otro país para llevar una nueva vida. Puede que a algunos también les toque terminarla allí. Lo que es más, si tenían asuntos legales pendientes en su país de origen, a los trámites de la defunción hay que añadir la traducción jurada de su acta de defunción para evitar problemas de comprensión (si no, se puede solicitar un acta plurilingüe).

Pasa la vida... Imagen de José Luis en Flickr.

Pasa la vida… Imagen de José Luis en Flickr.

Si es tu caso, en Júramelo intentamos hacerte este proceso un poco más fácil gracias a la calculadora de nuestra página web, desde donde puedes consultar el precio y el plazo de la traducción jurada de un acta de defunción. También puedes recibirlo en casa en veinticuatro horas y en PDF si así lo deseas.

Traducción jurada de un acta de defunción

¡No olvides consultar con nosotros en caso de duda!

Fuentes:

Fe de vida… ¿y eso qué es?

Para no perder las buenas costumbres, volvemos a hablar de los documentos que traducimos y de su traducción jurada. El documento elegido esta vez es el certificado de fe de vida. Destapamos los misterios de este certificado para que tengáis toda la información que necesitáis, tanto si solamente vais a solicitar este certificado, como si también necesitáis su traducción jurada. Ya veréis que no es tan complicado. ¡Empezamos!

«Acreditar» vida. Imagen de Pixabay.

Certificado de fe de vida

El certificado de fe de vida y estado es un documento que acredita que una persona está viva. También indica su estado civil. De esto se encarga el Encargado del Registro Civil una vez que la persona interesada se haya presentado allí. Del mismo modo, se puede acreditar con declaración jurada o si se afirma ante notario.

Ante notario. Imagen de Pixabay.

¿Cómo se solicita?

Este tipo de documento solo se puede solicitar de forma presencial. Se rellena el impreso y ya está. Lo puede rellenar la persona interesada pero también un trabajador o trabajadora social.

Bueno, puede que esta no sea la única manera de presentarlo. En los registros que NO estén informatizados sí hay que completarlo a mano. Sin embargo, sí que hay algunos registros algo informatizados. En ellos, se puede rellenar el certificado en la aplicación INFOREG. Se entra en la casilla de estado civil y se imprime (en los folios específicos de las certificaciones informatizadas).

¿Y para qué sirve?

Pasamos a lo práctico. La primera utilidad es que muchos organismos pueden exigirlo (ya sean oficiales o privados). Por tanto, si lo piden, no hay más remedio que solicitarlo, ¿no?

Otras utilidades son:

  • Cobrar pensiones de viudedad
  • Matrimonios civiles
  • Acreditar soltería, viudez o divorcio para subvenciones de vivienda
  • Demostrar estado civil (para otros usos)

Como veis, parece ser que este documento es bastante útil. Ahora falta solucionar otro problema, ¿y si necesitamos presentarlo en el extranjero? ¿Y si mi certificado de fe de vida está en otro idioma distinto del español? Seguid leyendo.

El ciclo de vida. Imagen de Pixabay.

La traducción jurada de los certificados de fe de vida

¡Aquí estamos nosotros! No hay que olvidar que un certificado de fe de vida es un documento oficial. Con lo cual, su traducción, debe ser una traducción jurada.

Así que ya sabéis lo que tenéis que hacer si necesitáis traducir vuestro certificado de fe de vida. Además, podéis contactar con nosotros, Júramelo. Si aún estáis barajando opciones, no os preocupéis, podéis consultar el precio y el plazo de la traducción jurada del certificado de fe de vida ¡sin compromiso!

Pulsa a continuación para ver el precio y el plazo al instante:

Consultar el precio y el plazo de la traducción jurada del certificado de fe de vida

Fuentes:

 

 

Hoy toca traducir… certificados de matrimonio

Hoy, nuestras sociedades son cada vez más multiculturales e incluso «multinacionales». ¿Por qué? Por el aumento de la inmigración y gracias a la desaparición de cada vez más barreras entre países. En consecuencia, las personas se mezclan, se crean amistades y también parejas. Si alguna de estas parejas quiere casarse también lo hará, probablemente, en el el país de origen del miembro que no es español. O, también,  puede que alguno haya estado casado antes. En cualquier caso, lo más probable es que necesiten que se traduzca su certificado de matrimonio (la traducción jurada, claro). En este artículo te contamos qué es un certificado de matrimonio y para qué sirve.

Boda. Imagen de Kgorz en Pixabay

Boda. Imagen de Kgorz en Pixabay

El certificado de matrimonio

Como cabía esperar, es un documento de estado civil. En él se hace fe del acto del matrimonio y se incluye información al respecto, como el lugar, la fecha y la hora.

Registro. Imagen de Martin Vega en Flickr

Registro. Imagen de Martin Vega en Flickr

Hay varios tipos de certificado de matrimonio. Puede ser «extracto» (que es un resumen de la información que aparece en el Registro Civil o «literal» (la copia íntegra de la inscripción del matrimonio).

Por regla general, lo más común es solicitar el extracto y, a su vez, hay tres tipos diferentes, al igual que en el certificado de nacimiento:

Algo más de papeleo

En principio, una pareja formada por una persona no española y otra nacional se pueden casar sin problema, independientemente de su situación legal. Sin embargo, se tiene que tramitar obligatoriamente un expediente antes de la celebración de la boda. Con este expediente, se pretende comprobar si la pareja tiene capacidad para celebrar el matrimonio.

Cómo no, esto requiere presentar varios documentos.

La persona no española debe presentar:

Certificados:

  • Literal de nacimiento. Legalizado y traducido
  • De soltería (fe de vida) o, en el caso de estar divorciado, certificado de matrimonio con anotación del divorcio. Legalizado y traducido
  • Sobre la necesidad de publicación de edictos, emitido por el consulado del país de origen del ciudadano extranjero en España
  • De inscripción consular emitido por el consulado del país de origen del ciudadano extranjero en España
  • De empadronamiento

Otros:

  • Pasaporte o NIE en vigor.
  • Es opcional, según qué registro: el certificado emitido por el consulado del país de origen del ciudadano extranjero en España que acredite la capacidad para contraer matrimonio.

La persona de nacionalidad española:

  • Certificado literal de nacimiento.
  • Certificado de empadronamiento de los dos últimos años del contrayente español.
  • DNI o pasaporte en vigor.
  • Fe de vida y estado del ciudadano español.
  • En caso de estar divorciado, sentencia de divorcio testimoniada o certificado de matrimonio con anotación marginal de divorcio.

Las traducciones juradas de estos documentos

Ya sea del certificado de matrimonio o de otro tipo de documento, es necesario recurrir a la traducción jurada si no se encuentra en español. Será válida siempre y cuando sean efectuadas por un traductor jurado autorizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Otra opción es solicitar un certificado plurilingüe si el país pertenece a los firmantes del Convenio de Viena de 8 de septiembre de 1976.

Papeleo. Imagen de Stevepb en Flickr

Papeleo. Imagen de Stevepb en Flickr

Si no es el caso, siempre puedes recurrir a Júramelo. Aquí puedes presupuesto sin compromiso pulsando aquí:

Consulta el precio de la traducción de tu certificado de matrimonio

Fuentes:

Sistemas jurídicos diferentes, ¿cómo se realiza la traducción jurada?

¡Lo prometido es deuda! En el artículo anterior te contamos qué dificultades se suelen encontrar en la traducción jurada cuando los sistemas jurídicos de dos países son muy diferentes. Pero, ¿cómo lo hacemos?, ¿se adapta nuestro documento al sistema legal del país al que lo presentamos?, ¿se mantiene tal cual y esperamos a que la autoridad que lo recibe lo acepte? Si sigues leyendo, te resolveremos estas dudas y otras que puede que ya te hayas planteado.

Soluciones para la traducción jurada en casos de divergencia legal

Soluciones. Imagen extraída de Pixabay

Soluciones. Imagen extraída de Pixabay

Aclaraciones

Uno de los recursos que más se utilizan es añadir una explicación de algo que puede que el lector no entienda o sepa entre corchetes. Algunos ejemplos concretos son:
  • el origen de los topónimos
  • la procedencia de poblaciones
  • los números de identificación de servicios públicos o identidad

Los que leerán el documento en el país de origen no tienen por qué conocer la información anterior. De esta manera, se pueden evitar malentendidos y la lectura del texto se hace más fácil .

También se suele añadir información entre corchetes de los siguientes aspectos de los textos, como bien indica Francisco Javier Casas:
  • Firmas ilegibles de los encargados del Registro Civil
  • Sellos de las instituciones a las que pertenecen

Adaptaciones

Puede que penséis que la traducción jurada no se puede adaptar porque, al fin y al cabo, es un documento oficial. Sin embargo, los traductores, muchas veces, también hacen la función de asesores jurídicos.
¿Esto quiere decir? Que, aunque el lector final de la traducción jurada sea un experto en la materia, probablemente no esté familiarizado con el sistema jurídico del que procede el documento. Puesto que la función del traductor jurado es facilitar la comprensión, este recurso se utiliza a menudo. De esta manera, creará un texto equivalente, que mantendrá la «esencia» del original y salvará las diferencias con el sistema jurídico de origen.
«Mimetismo» Imagen de Carlos Alberto Novelino de Amorim en Flickr

«Mimetismo» Imagen de Carlos Alberto Novelino de Amorim en Flickr

Formato

Hay otros datos que aparecen en los documentos oficiales que, a primera vista, parece que no necesitan traducción. Estos datos son: los nombres propios, la fecha o la dirección postal.

Es verdad que lo que se dice traducir no se traducen, pero en algunos casos si es necesario adaptarlos. Con el nombre propio nos referimos al orden de nombre y apellidos. Estos se colocarán según la forma que adquieren habitualmente en documentos similares el el país de destino. Otra cuestión es el número de apellidos, que también puede ser un poco problemático. Tanto que, como me contó una profesora mía, en E.E.U.U. detuvieron a un hombre por darle un nombre falso a la policía ¡y resulta que simplemente le había dicho su primer apellido! Calma, esto es solo un caso aislado, pero ha ejemplificado muy bien esta situación, ¿verdad?

En cuanto a la fecha, según el país donde se reciba la traducción, deba cambiarse el orden y, en vez de presentar el formato dd/mm/aaaa, se exprese de la siguiente manera: mm/dd/aaaa. Lo mismo pasa con el orden de los datos que aparecen en la dirección postal.

Preparación del documento original

En ciertos casos, sabiendo las diferencias que existen entre los distintos países, se puede redactar el original teniéndolas en cuenta. Si queréis saber a qué nos referimos, tenemos un ejemplo claro en un artículo sobre la traducción jurada del poder notarial ruso.

Por hoy, esto es todo. Esperamos que este artículo os haya resultado de utilidad y, si por casualidad, necesitas una traducción jurada, en Júramelo te prestamos este servicio. Además de que puedes el pedirnos presupuesto de tu traducción jurada sin compromiso.

Consulta el precio de la traducción jurada

Fuentes:

Sistemas jurídicos diferentes, ¿sirve de algo la traducción jurada?

¡Pues claro! Los sistemas jurídicos son diferentes en todos los países y, aún así, realizamos traducciones juradas todos los días. A pesar de que pueda complicarse, sigue siendo posible realizar la traducción jurada de sus documentos. Si quieres saber de que tipo de complicaciones hablamos, sigue leyendo, te lo contamos.

«Barrera abierta...» Imagen de Astrid Alonso en Flickr

«Barrera abierta…» Imagen de Astrid Alonso en Flickr

Dificultades ante la divergencia de sistemas jurídicos

Una de las trabas de la traducción jurada es, por ejemplo, que un documento concreto no exista como tal en el país en el que se va a presentar. Algunos ejemplos de este tipo de textos son:

  • Autorización ante notario de los padres para contraer matrimonio frente a certificado de capacidad nupcial
  • Contrato o acuerdo de matrimonio frente a certificado o acta de matrimonio
  • Acta de repudio frente a demanda de divorcio
  • Licencia de matrimonio

Además, hay que tener en cuenta que los sistemas jurídicos se construyen a raíz de la cultura de cada país, por lo que es imposible que haya dos iguales. Esto influye también a la traducción jurada de sus documentos. Un hecho curioso que se ilustra en el artículo de Roberto Mayoral, es que en una partida de nacimiento paquistaní no incluye el nombre de la madre pero sí los datos relativos a la religión o casta.

Lo que pasa en estas situaciones, sobre todo con el aumento del número de migraciones, es que los países de origen se están modificando los documentos para que incluyan la información necesaria para el país de destino.

¡Cuánto papeleo! Imagen extraída de Pixabay

¡Cuánto papeleo! Imagen extraída de Pixabay

Otro aspecto que suele diferir entre sistemas legales son las «figuras jurídicas», es decir, aquellas realidades que forman parte del sistema de un país pero en otro no.

Podríamos enumerar una larga lista de diferencias, pero como ya os hemos hecho una idea de algunas de las más comunes, pero queda por resolver una cuestión: ¿qué suelen hacer los traductores cuando  pasa esto?

Tendrás que esperar al próximo artículo para saber la respuesta. En él, te contaremos qué solemos hacer los traductores para salvar estas diferencias y cuáles son los recursos que solemos utilizar. Mientras tanto, si necesitas una traducción jurada, en Júramelo te prestamos este servicio. Además de que puedes el pedirnos presupuesto de tu traducción jurada sin compromiso.

Consulta el precio de la traducción jurada de tu certificado de matrimonio

Fuentes: